[Galería Fotográfica] Público en Festival de les Arts 2019

Aquí os dejamos nuestra galería fotográfica de todo el público que se cruzó con Kontagiarte en el Festival de les Arts 2019, en su edición V. Tuvo lugar los días 7 y 8 de junio, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Valencia.

 

[Crónica Fotográfica] Momentos Alhambra: Elena Tonra Ex:Re (Daughter)

Increíble directo con Elena Tonra y Momentos Alhambra de Cervezas Alhambra, en Casa Llotja de Mar (Barcelona). Un lugar mágico y especial, con un concierto único y espectacular. Os dejamos nuestra galería de fotos:

[Crónica de Festivales] Así fue la V Edición del Festival de Les Arts

El pasado fin de semana tuvo lugar la V Edición de Festival de Les Arts, en Valencia, los días 7 y 8 de junio. En plena Ciudad de Las Artes y las Ciencias, un lugar mágico que hace de este festival un evento único, y ¡nosotras no nos lo quisimos perder!

VIERNES 7 JUNIO

Primer día del Festival de Les Arts, a las 16 horas y pulsera en mano, comienzan a llegar los primeros festivaleros. El calor no da ninguna tregua, pero eso no paró a Valiria, ni a Sofía Ellar, que dieron comienzo a la primera jornada del festival y que poco a poco fueron llenando el recinto con su música.

A las 19 turno de Amaia, con una dulzura única y una voz impresionante dejó mudo a todo el escenario Heineken. Acompañada de su piano, interpretó canciones como «Ahora sí que sí» y de su último trabajo «Relámpago».

Tras ese momento de relax y tranquilidad, era turno de Delaporte y su música electrónica. Para nosotras sin duda, ha sido uno de los mejores conciertos de la  V Edición. Sandra y Sergio dejaron toda su fuerza y efusividad sobre el escenario, así nos lo demostraron con cada tema.

 

La tarde llegaba a su fin y quien mejor para despedirá que Rozalén que lleno el escenario con toda su luz y junto a toda su banda nos hicieron pasar momentos únicos y emocionantes. Temas como «La puerta Violeta» o «Girasoles» resonaron por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Ahora sí, empieza la noche y era turno de jugar en casa, Zoo llegaba al escenario y el público enfervorecido lo dieron todo mientras acompañaban al grupo cantando todas sus canciones.

Tras la cena y con las pilas de nuevo cargadas, fuimos a ver a los multi-instrumentistas La M. O. D. A. Siempre fieles a su estilo y con una armonía estética absoluta todos con camiseta de tirantes blanca y pantalón negro. Nos enamoraron con temas como «Héroes del sábado» o «Lobos». Sin duda uno de los más esperados de la jornada que dieron su calidad musical y estética como es habitual.

Para despedir un día inolvidable, era el turno de Fangoria, que repetían en el festival y como era de esperar el cariño y las ganas del público estaban a flor de piel. Bailes, sonrisas y emoción despedían la noche junto a unos fuegos artificiales ya míticos en el festival.

 

SÁBADO 8  JUNIO

Al día siguiente comienza la segunda y última jornada de esta V Edición del Festival de les Arts, la resaca emocional de la noche anterior se puede ver en las caras de muchos de los allí presentes que no dudaron en llegar desde primera hora de la tarde.

Carmen Boza era una de las encargadas de abrir esta jornada en el escenario Coolway, junto a su banda y su guitarra poco a poco fueron animando el comienzo de la soleada tarde. Una potencia  y garra habitual en Boza, la cual hemos visto crecer desde que la conocimos en una pequeña salita de conciertos en un rincón de nuestra ciudad, Carmen Boza y su Caja Negra (su último trabajo) se están consolidando en los festivales y están siendo uno de los platos fuertes, brindándonos de una calidad artística esencial. Estamos deseando volverla a ver muy pronto.

Para continuar, Zahara arrasó en el escenario Heineken, con su estética espacial, y aparición bajo la melodía de Expediente X, en su actuación no pudieron faltar temas como «Hoy la bestia cena en casa»,  donde el público la acompañó bailando y cantando durante toda la canción.

El ritmo continuaba y de eso se encargaron Carolina Durante. Rollo punk madrileño de los 80´s sin duda su estilo desenfrenado y cara dura contagió a todos los presentes, haciendo florecer nuestro lado más gamberro.

 

Fue el turno de Iván Ferreiro. Sublime, muy enérgico, desde los primeros acordes volvió automáticamente loco al público que lo esperaba como agua de mayo. Interpretó canciones que son leyenda ya en la historia de la música, tales como «Turnedo», «Años 80», o «Casa», además de sorprendernos y dejar la guinda puesta en la interpretación junto con Zahara de «El pensamiento circular».

Vetusta Morla, uno de los grupos más esperados de la jornada, interpretaron temas de ayer y de sus últimos trabajos. No faltó el carisma y canciones como «Copenhague», «Saharabbey road» entre otros. La calidad musical y la puesta en escena se ha ido consolidando con los años que llevan en escena. Con ellos y al ritmo explotaron los últimos fuegos artificiales de la jornada, nos dejó a todos bailando pues bajo un cielo destellado.

Pasada ya la medianoche, Elyella se encargaron de traer el punto más electrónico de todo el festival, animados y divertidos, mezclaron temas que nadie se pudo resistir a bailar.

Dorian se encargó de cerrar una edición inolvidable llena de momentos mágicos,  bajo un cielo lleno de confeti y estrellas no faltaron temas como «Duele» y «Tormenta de Arena», desatando la locura final y un cierre de Festival de 10.

Las fechas de la VI edición ya están anunciadas, serán los días 5 y 6 de junio de 2020. Y las entradas saldrán a la venta el día 8 de octubre. Para esta edición sin duda se prevé un nuevo Sold Out ya que es uno de los festivales más especiales y mejor adaptado para todo tipo de públicos ya que los más peques acoge a multitud de familia que deciden ir a disfrutar de unos días inolvidables con los más pequeños.

  • Próximamente GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS y otra «BIG» SORPRESA ;) 
  • Crónica y fotografías: Eva MG y La nieta de Carmen.

¡Consejos para un Viña Rock perfecto!

Ya queda menos para el Viña Rock que tendrá lugar los días 2, 3 y 4 de mayo en Villarrobledo y hemos pensado dejaros por aquí unos consejos para que no se os pase nada y podáis disfrutar al 100% del festival.

  • Da igual que lleves suficiente ropa de abrigo, échate más, como por ejemplo camisetas térmicas que guarden el calor, sudaderas con capucha, cazadoras o chaquetas impermeables, gorrito de lana, cuellos/braga/bufanda para la garganta y sobretodo e imprescindible botas impermeables. Una riñonera para guardas tus objetos personales también es muy práctico. El Viña Rock está en pleno descampado y al aire libre, muy desprotegido de zonas donde resguardarse, por lo tanto hay que ir bien abrigado para que nada te pare.

  • El Viña Rock trae grupos de todo tipo, desde los más míticos con décadas de trayectoria a grupos recién salidos del horno, intenta descubrir por lo menos 3 grupos que nunca hayas escuchado antes, te sorprenderán.

 

  •  El pueblo de Villarrobledo es muy hospitalario y pronto te darás cuenta que todos se vuelcan con el festival. En muchas casas cercanas se venden refrescos, comida y lo más importante, por muy poquito dinero te dejan ducharte en las casas con agua caliente y un baño para ti solo, si hace frío o eres de los que necesita un momento en el baño para una ducha caliente, no lo dudes, será reponedora. Además podéis aprovechar para cargar los móviles.

 

  •  El Viña Rock es un festival largo, intenta ir bien equipado y sobretodo, si haces camping, llévate un saco que te proteja bien del frío y un buen colchón que te permita dormir, no se duerme muchas horas pero que las que lo hagas puedas descansar bien.
  • Material Económico de Camping

  • Disfruta de los conciertos por la tarde, a todos nos cuesta mucho arrancar y ponernos en marcha y el camping nos atrapa, pero los conciertos por la tarde son geniales además puedes aprovechar el 2×1 en cerveza que nunca viene mal!

 

  •  Ten un punto de encuentro con los amigos, el festival está abarrotado de gente y lleno de pogos, en cualquier momento es facilisimo perder a los colegas y luego tirarte horas buscándolos. Es más fácil que fijéis un punto de encuentro dentro del recinto.

  • Échate todos los días bronceador durante el día, son muchas horas bajo el sol y aunque parezca que está nublado, ¿quién no ha acabado alguna vez como un cangrejo después de una tarde de conciertos?

 

  •  Lleva siempre unos tapones para los oídos en el bolsillo, hay conciertos con la música demasiado alta y si eres de ponerte en las primeras filas puedes terminar con los oídos echos polvo. Hay que cuidarse los oídos, usar protección auditiva ayuda a que nuestros oídos no se vean dañados por sonidos demasiado intensos.
  • Lleva un pequeño botiquín con ibuprofeno, tiritas y si eres alérgico al polen o al polvo llévate el tratamiento que utilices habitualmente porque se pasa horrible si caes en un ataque de alergia. .

 

  • Recuerda bien donde has dejado el coche (incluso apunta una referencia), no serias el primero en tardar horas en buscar tu coche el último día para volver a casa y procura, o madrugar, o irte después de comer, pero intenta no marcharte entre las 11:00 y las 13:00, es la hora donde se genera un atasco en el parking que puede hacerte perder un par de horas en el coche y perder tu paciencia.

Y nuestro último y esencial consejo es que dalo todo en los conciertos: salta, grita, baila y sobre todo disfruta mucho del festival que ¡el Viña Rock es sólo una vez al año!

[Crónica de Festivales] Crónica del Sábado en el «FESTIVAL DE LES ARTS 2018»

Segunda jornada del Festival de les Arts, con un calor abrasador a las 16.30 empezaban a llegar los primeros festivaleros para no perderse a Bely Basarte que sacó su disco «Desde mi otro cuarto» hace apenas unos meses. Emocionada desde el principio y con muchas ganas de darlo todo en su directo, pudimos escuchar temas como «Mariposas», «Perpendicular” “Me miento Mal”,  y además Rayden colaboró en dos temas en común «Malditas ganas» y «Vía de Escape» y para finalizar el concierto «No te quiero ver llorar».

Bely Basarte en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

A partir de las 18.10 el sol nos daba un poco de tregüa y Angel Stanich se subía al escenario para poner toda la carne en el asador con su banda con temas como «Mátame camión», «Escupe Fuego” o “Metralleta Joe”.

La siguiente actuación era Rayden, que junto a su banda se les quedó pequeño el “escenario Coolway” ya que estaba abarrotado. Con mensajes reivindicativos y sociales, mandando alguna indirecta muy directa tanto a políticos como abusadores de todo tipo, los de Alcalá reventaron el festival con canciones de su último trabajo «Antónimo» como: «Pólvora mojada»,  «Meteorito», «Haciéndonos los muertos, “Imperdible”.  También interpretó un tema de su próximo trabajo  «Sinónimo» que en breves entrará al estudio a grabarlo. Para finalizar, no podía faltar «Matemática de la carne» resonando por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con un final lleno de confeti.

Rayden en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

En esta segunda jornada del festival era el turno de Coque Malla, siendo uno de los artistas más aclamados y esperados por el público, siendo uno de los platos fuerte y no defraudó.

¡El equipo de Kontagiarte en acción! by BIKUS

Love Festival de les Arts by Kontagiarte (EVA MG)

Con su chaqueta de “brilli-brilli” negro para la especial ocasión, hizo al público muy partícipe, cantando a coro temas como «El último hombre de la tierra», «A dónde vas» y grandes éxitos como «Berlín», «El equilibrio es imposible». Además Annie B. Sweet apareció por sorpresa para cantar a dúo «No puedo vivir sin ti». Emoción y melancolía en estado puro por todo Les Arts, no había nadie que no se supieses sus letras.

Coque Malla en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Llegada la noche, el “escenario Heineken” estaba hasta los topes mientras esperaba la actuación de Sidecars. Siendo un concierto bastante apaciguado y  tranquilo, entre sus temas interpretaron “Polvorosa”. Este concierto nos daba tregua para cargar energías y continuar la noche con la M.O.D.A.

Sidecars en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

A las 23.05 estábamos deseosas de vivir el concierto de la La .M.O.D.A. Ha sido la primera vez que les hemos visto en directo y sinceramente, esperamos repetir pronto. Con una percusión sublime, que nos hacía viajar al mismísimo lejao oeste,  los burgaleses pusieron de de vuelta y media el “Escenario Coolway”  y sus melodías vibraron por todo Les Arts. Qué razón tiene esa canción que nos decía “los latidos del acordeón” y es que la M.O.D.A. no puede entenderse sin esa voz rasgada y sin el timbre estrella que posee ese instrumento. Interpretaron “1932” “Héroes del Sábado” entre las más destacadas.

La M.O.D.A. en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

La M.O.D.A. en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Siendo media noche, comenzaba a llover y Mando Diao se subía al “escenario Heineken” pasados por agua debido a la inesperada lluvia. No faltaron los temas “Dance with somebody” y “You got nothing out”.

En el “escenario Coolway” era el turno de Amatria, nada más comenzar su actuación la lluvia volvía a apretar pero eso no les frenó. Enérgicos y muy ilusionados como siempre nos hizo saltar y bailar a todos los presentes con muchos de sus temas nuevos de su último trabajo y otros que no podían faltar como «Chinches». Me gustó mucho que se refiriese a toda su banda en la presentación como “Hola, Somos Amatria”, ¡ahí lo dejo!

Amatria en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Para finalizar el Festival de les Arts, no podían faltar un cabeza de cartel que se está convirtiendo en el protagonista de sus noches: de nuevo los fuegos artificiales hacían su aparición en la última actuación. Siendo muy difícil superar la noche anterior con el “megaconcierto” que dieron los Crystal Fighters, a las 1.45 del sábado noche Lori Meyers supo darlo todo y estar a la altura, con un elaborado y mejorado directo, que todo el público vivió con ilusión ansia.

Sin lugar a dudas, Les Arts ha puesto todo su corazón y profesión en esta edición. ¡Será difícil que la olvidemos!

[Crónica de Festivales] Así vivimos el Viernes en el “FESTIVAL DE LES ARTS 2018”

Sencillamente espectacular. Con los abonos agotados desde hace tres semanas, esta es sin duda la mejor edición del festival. Más de 42.000 espectadores han pasado por la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, el pasado 8 y 9 de Junio 2018.

El Festival de les Arts ha generado más de 1.200 puestos de trabajo directos e indirectos. Además el impacto económico que el festival ha aportado a la ciudad asciende a los 17 millones de euros.

Iniciada la primera jornada del Festival de les Arts, lo primero que hacemos después de acreditarnos es descubrir el recinto, observar todas las novedades y similitudes con ediciones anteriores. Poco a poco comienza a llenarse y dan lugar los primeros conciertos.

Un Festival lleno de los más pequeños. Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Con una puesta en escena y estética bien cuidada a las 19.30 comenzaba el concierto de Elefantes sobre el “escenario Coolway”. Interpretaron canciones de su último disco, así como sus grandes éxitos como «Duele» donde mencionó a Bunbury, y es más, nos contó que esa canción podía haberlo interpretado la mismísima Rocío Jurado, nosotras compartimos esa intensidad! Perfectamente podría haberla cantado. No faltaron tampoco «Te quiero» (la cual grabaron con Santi Balmes) y su éxito «Azul».

Elefantes en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Siendo las 20:20 horas tuvimos cita por duplicado, así que decidimos dividirnos para llegar a ambas. Por un lado inauguraban el escenario principal «Heineken» La Habitación Roja, siendo uno de los grupos más esperados de la tarde, al igual que su canción “Ayer”, que resonó por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La habitación Roja en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Al mismo tiempo y sobre el “escenario Brugal” uno de los grupos del momento, allí se encontraban Rufus T. Firefly que con su psicodélica música nos contagiaron a todos. Nos llamó la atención el amplio público del que disponen, gente joven y de edad adulta, que enforvorecidos canturrearon a coro todas las canciones. Rufus vibró con toda su banda interpretando temas como “Loto”, “Magnolia” ambos de su último trabajo. Conectaron desde el momento inicial con todos su público, siendo puro éxtasis.

Rufus T.Firefly en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Anochecía y sobre el “escenario Coolway” tocaban Viva Suecia. Llenos de fuerza interpretaron sus canciones «Todo lo que importa está en el aire» y «Bien por ti”, dos de sus grandes hits. Sin duda, Viva Suecia ha sido uno de los grupos emergentes que ha crecido más rápido en estos últimos años y les auguramos un excelente futuro.

Viva Suecia en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Caía la noche y sobre el “escenario Heineken” los espectadores esperaban ansiosos por vivir el concierto de Carlos Sadness. El público estaba totalmente volcado con él y su último disco «Diferentes tipos de luz» y cantando temas como «Te quiero un poco», «Amor papaya» y temas antiguos como «Perseide» o «Electricidad«. Hizo un especial guiño a la “horchata”.

Carlos Sadnesss en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

El Columpio Asesino destacó por sonar su hit “Toro” cual banda sonora por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias, poniéndole a su actuación ese broche final.

Llegada la media noche era el turno de Dorian, con un “escenario Heineken” inundado de público, la banda llegó con garra y ansiosos por tocar. Iniciaron su concierto con una ducha de destellos blancos, nos bañaron de elegante serpentina blanca. Nos comentó que quedaba inaugurada la temporada de festivales, además que pocos escenarios había tan especiales como “Les Arts”, ya que éste simulaba a una “nave espacial”.

Interpretaron temas de su nuevo disco como «Justicia Universal» y algunas canciones de discos antiguos que no podían faltar como “La mañana Herida” ,”Temblor», «Arrecifes», «Hasta que caiga el sol», «Paraíso artificial”, “A cualquier otra parte”.

A las 1:00 am las Nancys Rubias se encontraban sobre el “escenario Coolway” para llenarnos de bailes e ironía, además de hacernos reír al público con su show. Mario Vaquerizo se dejaba la piel en el escenario mientras se revolcaba por el suelo o corría de punta a punta con temas como “Yo sí bailo”, ”Las Nancys»,  o «Marcianos Ye-Yes».

Nancys Rubias en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte

Seguidamente tuvo lugar el último concierto de la noche y sin duda, a pesar del cansancio acumulado después del viaje y de estar durante todo el día en el Festival, mereció la pena vivir. Brutales. Y me quedo corta.

Con el escenario colmado de público Crystal Fighters dieron un concierto que ni nosotras ni todo el Festival de les Arts olvidará en su vida. Poderosos y enérgicos en cada una de sus canciones, y con una estética muy salvaje nos hicieron bailar a todos.

Una puesta en escena cuidada al detalle, se percibió su buen directo, elaborado con mimo y cuidado al detalle. Creo que su experiencia les ha hecho sin duda mejorar, ya que no es la primera vez que les vemos, pero sí la que más nos han “llegado a la patata” desde sus primeros acordes. Comenzaron potentes con su súper hit “I Love London” duchándonos a todos de confetti de colores.

El cantante se bajó del escenario para cantar directamentee con el público (algunos sortudos que se encontraban en primera fila), en los temas “Follow”, “Bob” y “Xtatic

 

Como broche final a un día mágico y concierto que jamás olvidaremos en nuestras vidas, la Ciudad de las Artes y las Ciencias se iluminaba con espectaculares fuegos artificiales con la última canción de Crystal Fighters «Plage».

Crystal Fighters en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

 

[Crónica Fotográfica] VIÑAROCK 2017

«La Música Llama»: Entrevista a Carlos, programador musical Sala Junco

«Hay muchos músicos que son captados en estos escenarios y es fácil en unos años ver en un gran escenario a músicos que han empezado aquí.»

Tan importante como los músicos que se suben al escenario, existen otras muchas personas necesarias para que la rueda de la Jam Session continúe en marcha.

Nos hemos puesto en contacto con Carlos Lezcano, argentino afincado en Madrid. Él es músico, Dj,  coordinador y programador de la sala  Junco, local al que lleva vinculado unos 13 años de una u otra manera.

Un martes por la noche cualquiera Carlos me recibe en la sala. Los músicos están haciendo pruebas de sonido y algún cliente empieza a dejarse ver por allí para tomar los mejores puestos para disfrutar del espectáculo.

Fotografías by Kontagiarte (Llanos Soro Photography)

Nos sentamos a charlar tranquilamente. Carlos me transmite mucha frescura y naturalidad,  es muy cercano.  Después de las presentaciones empiezo a sonsacarle información…

  • Lo primero de todo ¿qué es para ti una Jam Session?

«Para mi representa un espacio para expresarte libremente y para poder compartir algo con todos los demás músicos que están ahí.  Compartes y conectas.»

  •  ¿Cómo y cuando empezásteis a celebrar  este tipo de eventos en esta sala?

«Las primeras Jam Session de Madrid comenzaron en los 90 en la sala Moby Dick. Hoy en día la oferta de estas en la ciudad es impresionante. La sala se abrió como Junco en el 2004 y siempre se ha apostado por la música en directo de todas las maneras. Desde entonces se vienen sucediendo este tipo de eventos.»

«Durante un tiempo imperaba el Jazz , pero por el escenario han pasado sesiones de todo tipo de música.»

  • ¿Cómo han ido apareciendo las diferentes sesiones?

«Durante un tiempo imperaba el Jazz , pero por el escenario han pasado sesiones de todo tipo de música. Desde flamenco, funk, soul, hip-hop. Al final han permanecido las sesiones que mayor éxito tenían entre el público.»

  • ¿Qué opinas de la sinergia o red de comunicación que existe entre músicos? ¿Como se viven las Jam Session en Madrid?

«Tenemos la suerte de que en Madrid, mucho más que en otras ciudades como Barcelona, existe una red amplia y muy consistente de locales que hacen que se mantenga vivo este tipo de eventos y estos estilos de música.

Esto le da la oportunidad a los músicos de pasar por varios locales para tocar.  Te das a conocer, la gente te ve.  Hay muchos músicos que son captados en estos escenarios y es fácil en unos años ver en un gran escenario a músicos que han empezado aquí. Aparte de eso  encima del escenario se comparten muchas cosas y se pueden crear vínculos de gente que conecta a la primera. Ese tipo de vínculos puede salir mucho buen material.»

Fotografías by Kontagiarte (Llanos Soro Photography)

  • Alguna historia, artista o ¿alguna anécdota?

«Es muy común que grupos que van a actuar a Madrid, cuando acaban sus bolos, les recomiendan venir a este local. Así que un día cualquiera puedes encontrarte músicos muy populares. Si se corre la voz de que están  aquí el local se llena hasta arriba.

Recuerdo una noche en particular donde tuvimos el privilegio de tener al grupo Vintage Trouble  compartiendo el escenario con los demás músicos. Cuando al finalizar la noche alguien les dijo ‘ Muchas gracias por subir a este pequeño  escenario con nosotros’ y ellos contestaron: ‘ hey, nosotros empezamos en un escenario como este’.

  • Como músico que eres, ¿algún consejo o mensaje para un músico que venga  una Jam por primera vez?

«Sobre todo que no tenga miedo y que disfruten compartiendo la música con otros. En unas clases  de guitarra, Ismael Sandoval me comentaba que no hacía falta lucirse tocando  200 notas, sino que era suficiente tocar 4 notas, pero que fueran tus notas, parte de ti.»

  • ¿Queréis comentar algo más para la clientela que no haya venido nunca? ¿Qué puede esperar?

«En España la música en directo no está tan valorada como en otros países, como en Portugal, donde se vive en cada rincón. A la gente le cuesta aún ir a un local con música en directo en lugar de música  comercial.  Animo a todos a participar de estos eventos y se animen con estos estilos musicales.»

Fotografías by Kontagiarte (Llanos Soro Photography)

  • ¿Cómo definirías la Música? 

«La música es un puente que une personas. Va más allá de los idiomas y de los problemas para entenderse. Puedes no sabe cómo conectar con alguien de ninguna de las maneras, pero lo conseguirás con la música.  Crea vínculos.»

  • ¿Qué es la Música para ti?

«Llevo en la música más de 30 años. Es lo que soy.»

  • ¿Qué Kontagias? 

«Intentaría contagiar a otros músicos la manera de disfrutar de la música. Aun siendo mi manera de vivir consigo disfrutar de ella cada día. Sorprende ver como uno es capaz de contagiar esa ilusión y darse cuenta como esa semilla crece donde menos lo esperas.

Es increíble comprobar cómo, después de años, personas a las que les he dado clase y he intentado transmitir eso, han continuado en el camino de la música y han apostado por ella como forma de vida. Después de todo esto dejamos la conversación para disfrutar del flow de la música y el público, que ya están al 100%.»

«LA MÚSICA LLAMA»

Así vivimos Viñarock 2017.

¡La cuenta atrás ya ha comenzado!

En menos de 15 días dará pistoletazo de salida el primer y gran Festival de la temporada. Sin duda, el VIÑAROCK es para muchos el comienzo de algo, llamémosle etapa, llena de vida, ilusión, amigos y sobre todo buena música. 

A falta de horarios y poco más, ya está el Cartel de esta XXIII Edición la cual, esperamos con ganas.

También os dejamos las facilidades que a día de hoy (ya me hubiese gustado a mí vivirlo en mis años mozos) nos ofrece el festival, como «promo» de bebida si las pillas con anticipación, «glamping» para que duermas como un león, y promociones de Tokens que si te haces con ellos antes que dé comienzo el festival, te dan algunos por la patilla.

Pero bueno, detallicos a parte, queremos contaros de primera mano cómo vivimos la anterior edición, Viñarock 2017, sin duda fue de las más duras que hemos vivido por la climatología. Fuimos testigo también del exceso de registros por parte de la Guardia Civil, que sin embargo, poco se preocupó para que no hubiese robos en las tiendas, o dentro del propio festival, incluso a nuestra amiga más cercana le cortaron la mochila y «perdiendo» todas sus preciadas pertenencias.

«Los festivales son para desconectar y disfrutar de la música con los amigxs.

Esto fue lo amargo de la anterior edición, lo cual esperamos esta sea, un poco más tranquila en ese aspecto. Siempre os aconsejamos ir con lo imprescindible, una riñonera bien sujeta al cuerpo, y poca cosa más. En ella guardad todo lo de valor, cartera y documentos, y móvil tampoco es necesario. Yo nunca me llevé el mío, siempre pillaba uno chiquitín de llamadas y me sobraba. Los festivales son para desconectar y disfrutar con la música y amigos, y no hace falta estar en esos días «enganchado» a la actualidad, que bastante tenemos a diario ya…

Sin más, aquí os dejamos todo lo vivido en el Viña 2017, deseamos que os guste y esperamos Kontagiaros de esas sensaciones tan bonitas que vivimos, incluso subidas al escenario ;)

Fotografía VIÑAROCK2017 by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Crónica Viñarock 2017: «Unas veces dulce y otras, agridulce»

-8 de Mayo de 2017-

Llevo unos días dándole vueltas al titular de este artículo… Creo que me he aproximado a la sensación que me traigo y no solo por mí, si no por toda la cantidad de viñarockeros y viñarockeras que tuvieron sus momento dulces y momentos amargos durante el festival, además de por el tiempo, que ya de por sí fue bastante crudo (LLUVIA-LLUVIA-rayito de Sol-LUVIA-LLUVIA…) Si no por diversos motivos que os iremos contando del festival.

¡Un Viñarock pasado por agua!  iba ser el anterior titular, pero el tiempo me ha reposado toda mi vivencia que os voy a  contar.

Los pasados 27, 28, 29 y 30 tuvo lugar en Villarrobledo (Albacete) la XXII edición del festival ViñaRock, y un año más Kontagiarte no podía perdérselo, vivimos en primera persona todo lo que aconteció en el Festival.

Los datos oficiales recogidos nos dicen que asistieron 200.000 viñarockeros, a lo largo de toda la jornada del Festival. 6000 personas viajaron en los autobuses oficiales, 800 personas alquilaron la opción «Glamping». El impacto económico en Villarrobledo ha sido de 17 millones de euros y este año se ha caracterizado por el «compromiso al reciclaje». La valoración en general por parte de la organización y organismos oficiales ha sido de «positiva y complicada», tanto por las inclemencias del tiempo (llovió sin mesura los 3 días que duró el festival) como por los excesivos y exagerados controles de la Guardia Civil, siendo ésta duramente criticada por los presentes,  a pesar de «valorar y ser conscientes de la importancia de la seguridad ciudadana», se han excedido en los controles. «Este es un festival muy Pacífico» dijeron desde la organización y los organismos oficiales en la rueda de prensa del último día de festival. De hecho, a nosotras el primer día, recién llegadas, cámaras en mano y de camino a los conciertos nos cachearon hasta las pestañas… Me vino la canción esa de Los Delincuentes que dice «No llevamos ná…» pues eso mismo. En mi opinión, sí que creo que es necesaria la seguridad en un súper festival como Viñarock, pero también pienso que «unas veces tanto y otras TAN POCO», ya que hemos sido testigo de los numerosos robos, tiendas rotas, saqueadas y rajadas (sí sí, a punta de navaja), robo de mochilas en los propios conciertos y en el camping con TODA la ropa para esos días, tiendas levantadas….etc, etc… que se han ido sucediendo por el festival. De hecho un amigo nuestro vio cómo se les ocurría entrar a una tienda, y conocimos a chicos que también. A nuestra pobre amiga Sandra le cortaron la mochila también dentro del propio recinto…perdió su apreciado móvil…  En fin, que… ¿seguridad? Según se mire.

¡Bueno! Voy a contaros lo bonico y genial del Viña, ¿os parece? Esto ha sido una crítica constructiva, además me limito a hechos que han sucedido allí, y los hemos contrastado, con el trabajo de campo que hemos hecho. Pues ahora comienza nuestra aventura:

Cogimos un tren destino «Villarockbledo» y en él ya se hacía patente y latente el sentimiento Viña: tiendas de campaña, neveras, botas de montaña, rastas, sillas Quechua, y un sin fin de equipamientos más. Jóvenes y no tan jóvenes con ganas de llegar, montar y disfrutar de los conciertos del primer día. Siendo conscientes de la que iba a caer (todavía no sabíamos cuando la señora lluvia iba a hacer su aparición) teníamos que aprovechar las horas «de sol» y así que recién llegadas, dejamos nuestro equipaje, y nos preparamos para adentrarnos en el Festival.

Pulseras puestas, y acreditación cogida, nos dispusimos a ver al grupo que, para nosotras, fue el más característico de esa noche. Hablo  de «Sonido Vegetal» que siendo la primera vez que los veía en directo, no me defraudó en absoluto, y de hecho motivó el sentimiento viñarockero a todo los presentes! Nos dejó con la miel en los labios, una primera toma de contacto con todo lo que viviríamos esos días y que «deseandico» estaba de que fuese viernes tarde ya.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

El viernes hicimos una selección de conciertos, ya que era imposible verlos a todos, me limité a no perderme los que tenía apuntados además de descubrir algunos que me sorprendieron gratamente!

Uno de ellos fue Ganjahr Family. ¡Me encantaron! No los conocía y flipé. Qué ritmo, qué buenas vibras y qué mejor que reggae para acompañarnos en lo que iba a ser un gran y precioso día.

Otro de nuestros imprescindibles fueron BOIKOT, que por más que pasen los años son uno de nuestros «fijos» para no perdernos su concierto. Justo esa mañana presentaron en Villarrobledo su corto “Jarama” que se llevó a cabo dentro de la programación del festival.

Ese mismo tema abrió su esperado directo además de mostrarnos su nuevo espectáculo audiovisual para sus conciertos. Hay canciones que siguen estando «vivas» y actuales por mucho que los años pasen, entre ellas destaco «Inés» «Sin tiempo para respirar» «Naita na» o su incombustible «Korsakov».

Sigue poniéndonos los vellos de punta su «Bajo el suelo» que sonó por todo el Festival al unísono, coreada, cantada y bailada por todos los presentes.

El siguiente grupo que no nos perdimos y que teníamos mil ganas de ver en directo, además, por lo que suponía, ya que sería su despedida de los escenarios, posiblemente la última vez que los veríamos juntos en concierto.

Ellos eran Canteca de Macao, que actuaron en el escenario principal interpretando “Acuerdaté” , “No llores”, el pegadizo “Nunca es tarde”, y no podían faltar  “Así es la vida” y “Pa’l Sur”, con ésta última vimos un público especialmente emocionado.

 “Alternativa libertaria” también se cantó y coreó por todos los presentes y sin lugar a dudas, será uno de los grupo que más de menos echemos en las próximas ediciones.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Salimos corriendo al Escenario Villarrobledo a ver el regreso de Mago de Oz, y es que, a pesar de que sus miembros se han cambiado, el público estaba deseoso de verles actuar, y pudimos comprobar que no cabía ni un alfiler entre los presentes!

Sin duda hubiera sido mejor colocarlos en otro escenario mayor, y con grandes dimensiones ya que hubo muchos asistentes que no pudieron verles ya que estaba completamente colapsado ese recinto.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Tras una jornada frenética nos fuimos a reponer fuerzas para un Sábado que prometía.

Uno de nuestros favoritos y que agradecemos inmenso verlo en los Festivales, ya que es un buen amigo que hemos visto crecer desde sus inicios, tocando por salitas y locales de todo el país, es El Kanka. Acompañado por sus inconfundibles El Manin y Alvarito Ruíz, les acompañó también en esta ocasión su banda al completo y es que, no era ocasión para menos.

Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Un año más El Kanka volvía sobre el mismo escenario, el Escenario Negrita. Algunos de sus temas fueron para esa tarde lluviosa “Me alegra la vista” «Pudo Pasar», «Refunk» entre otros. Aunque cayese el diluvio universal (más tarde ellos mismos me confirmaron que lo vivieron también literalmente «empapados») el público estaba feliz, mojado por la lluvia y cada vez que se vislumbraba entre las nubes un rayico de Sol, al ambiente era de esperanza  y alegría al ritmo de buena música.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

No faltaron «Lo mal que estoy y lo poco que me quejo» y su himno «Qué bello es vivir«, una oda a la alegría ;)

Sin duda, El Kanka y su equipo se han convertido en parte de el «alma» de los Festivales mestizos y con buen ritmo.

El Kanka retrato by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

También nos encantó anteriormente el concierto de Lágrimas de Sangre, al cual teníamos muchas ganas de ver actuar en directo por primera vez.

Llegaba el domingo tras un sábado acuoso, nosotras ya estábamos deseando comenzar la jornada con uno de los grupos revelación, Mafalda. Marcos y toda su banda irrumpieron el Escenario Villarrobledo con muchísima garra y a pesar de ser el comienzo de la tarde, acabó lleno hasta los topes. 

“Agua negra” “La llorona” o “En guerra” fueron las canciones más coreadas entre los presentes además, no desaprovecharon la oportunidad de hacer una reivindicación social desde el escenario, además de criticar el puesto de merchan del propio festival. «Atrevidos» pensé yo, pero seguro les ha servido para llamar aún más la atención de todos, por este gran descaro.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

 

Otra de las grandes citas del domingo fue Amaparanoia, que volvían a los escenarios siendo uno de los «fijos» de nuestra selección musical. Tras una temporada con Amparo Sánchez, el grupo de reunía para festejar los XX años de “El poder de Machín” (1997).

Temas como “Welcome to Tijuana” o “La Fiesta” resonaban por todo el Viñarock, además de ser bailados por todos los asistentes, y es que con Amparanoia los pies danzan solos.

Pero sin duda, «el Jefe» al que queríamos ver, lloviese, tronase o cayese el Diluvio Universal, ese era KASE.O! Que además estrenaba disco y «El Círculo» por todo lo alto. Aquí tenéis nuestra entrevista por si queréis conocerle en primera persona un poquito más ;)

Bueno sigamos, quizá la selección de escenario fue demasiado pequeño, una bestia como KASEO y más, tras su regreso a los escenarios, debe estar en un estadios o algo así. Ironías a parte, sí que vimos como mucho público se quedó sin poder verle ya que estaba todo llenísimo y muy sobresaturado. Pero a pesar de los empujones, mereció la pena verlo en primera línea y disfrutar como nunca de El Círculo.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

«Esto no Para», «Guapo Tarde» «Mazas y Catapultas» fueron los temas más esperados y también coreados. Javier Ibarra se enfrentó como un Javato a los leones que estaban ansiosos por devorarle, probarle y rugirle al tempo con sus canciones. Un Círculo que sin duda dará mucho de qué hablar.

Tras el Boss, fuimos a ver a ASPENCAT bajo la lluvia. A pesar de esta inclemencia de el tiempo, el público se sabía al dedillo todos sus temas y todos nos dimos un buen chaparrón de «Valencià». Sin duda es un grupo que tiene una garra y un enganche tremendo.

Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Sin duda, uno de los «hits» fue «Quan caminàvem», y es que, sin duda, han hecho de esa canción todo un himno, incluso para aquellos que no entendemos el valenciano. Esos ritmos, esos matices, todos coreados a uno bajo la lluvia fue uno de los momentos más especiales del Viña 2017.

ASPENCAT by Kontagiarte

Tras ellos, teníamos un último concierto para despedir Viñarock 2017…  Todavía nos quedaban fuerzas para vivir, con todos nuestros sentidos a punto y nuestros objetivos a FYAHBWOY. Sin duda, fue de las experiencias más bonitas de nuestra trayectoria y es que, terminamos el ViñaRock subidas desde el escenario, fotografiando al otro lado uno de los platos fuertes de la última jornada. 

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

¡No cabía ni un alfiler! Y es que FYAH es mucho FYAH… Acompañado con su banda, pero él solo hacía pequeño el escenario. 

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Finalizamos VIÑAROCK 2017 con uno de los sabores más especiales que hay, el dulce.

A pesar de los contratiempos meteorológicos, el frío, la lluvia, el solapamiento a veces de conciertos y de cabezas de cartel que nos llevaba loca para poder llegar a todos a tiempo… tenemos una sensación muy especial de este viña. Más cercano, más intenso, y siendo una gran piña.

En esta edición, como os comentábamos al comienzo, han asistido más de 200.000 personas. Un impacto económico de más de 15 millones de euros y 1.400 puestos de trabajo para Villarrobledo. Un total de 141 bandas han actuado en el Festival. Diez escenarios a lo largo de todo el festival… Todo esto es lo que dicen los datos oficiales, que además podemos corroborarlo ya que era tangible el despliegue de medios que disponía este año el festival. En determinados conciertos bien es cierto que ni un alfiler podía caber entre el público, dícese en el concierto de Mago de OZ, KASEO (presentaba nuevo disco), con grupos míticos como Boikot, o a pesar de la tremenda lluvia la fiesta ni el público paró con La Pegatina, ni El Kanka.

Algo que ya resaltamos en nuestra Crónica del Viñarock 2016 y que nos volvemos a reiterar: «Cuatro días de convivencia entre hippies, punkis, rockeros, indies y personas sin etiquetas, que es lo que podría decirse del Festival. Un abanico de artistas y grupos bien diferentes entre sí, al igual que su música: de autor, rock, hip-hop (algunos con toques de electrónica), funky, mestiza, reggae… pero esto, esta convivencia y «mistura» brutal de estilos, géneros y personas es la riqueza del Viñarock.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

¡Te esperamos con ganas ViñaRock 2018!

[Crónica de Conciertos] Colectivo Panamera presentan su primer álbum en Madrid

A pesar de ser jueves y de que al escenario se subía una banda emergente, la Copérnico logró, el cinco de abril, un aforo razonable para ver en Madrid el directo de Colectivo Panamera. Un poco después de las nueve y media de la noche, Nacho Taboada, Pepe Curioni y Vanja Polacecki, los tres integrantes de la banda, aparecían ante la expectación del público acompañados de dos percusionistas. Introducidos por La Cumbia del Lobo, desde el comienzo marcaron la cumbia potente y cruda que se está convirtiendo en un alegato personal de los panatrópicos.

Sin interrupciones ensamblaron de inmediato El Arenal, un cara b de su primer largo de título homónimo al del grupo y publicado el pasado mes de marzo por Santa Ana Studios, que se ha convertido en uno de los temas de referencia del combo por su entusiasmo y adherencia.

Pepe, que demostró tener una garganta templada y contagiosa, ilustró El Jardín, también de su primer largo, con ensueño y rotundidad para seguir con Veinte años y Mandolín. Enlazó Nacho, al que la acústica no hizo justicia a su impresionante voz hasta pasadas varias canciones, con El Huracán, otro de los temas cardinales del Colectivo que incidió con éxito en el folklore latinoamericano, haciendo de la cumbia un fundamento a la vez que recuperaban el bolero.

Entonces llegó la mejor performance del recital, donde la colectividad que la banda propone se hizo presente por la unión con el público y sus palmas y la ambientación de la sala. Mr. Kilombo, con su larga cabellera rizada, hizo temblar el piso de la Copérnico acompañando a la banda en Qué pasará? y, además, tocando junto a ellos un tema propio, Tiempo al tiempo. Mr. Kilombo contagió al público una explosión de felicidad con su interpretación temperamental y rotunda y que por momentos transmutó la sala en una especie de rave con tintes de Café Tacvba o Manu Chao.

Conocedores Colectivo Panamera de la tradición latina, siguieron con La cumbia del mole para enseguida empalmar con más temas de su largo como Hacia el sur o Ninguna parte, tras la que apareció en escena Georgina, mientras la banda mostraba su veneración por Colombia y su culto a Atahualpa Yupanqui, para interpretar Un río que se va.

Luego se bajaron las luces, se recreó la introversión y la belleza para desentrañar una nana. Un lapso sencillo, para encender los mecheros a modo de vela y que debió ser íntimo, pero cuya magia rompieron las conversaciones de parte del público que, a pesar de ser chistado por la otra parte que permanecíamos en silencio, continuó con su afán de marchitar esa bella flor con la que Colectivo Panamera trataba de cortejarnos. Una lástima.

Colectivo Panamera junto a Georgina.

Siguieron con La calle de La Luna, otro de los temas mejor trabajados por el grupo. Trataron otro momento íntimo con la versión de Sodade de Cesaría Evora. E incluso hubo tiempo para homenajear la influencia insistente que DePedro tiene en el desarrollo musical de la banda con una adaptación muy natural de El Pescador.

Finalmente se desataron con Quiero mucho más, el lugar preciso donde se liberaron todos los miedos y nervios que a ratos parecieron anquilosarlos, y con la que encontraron la respuesta ilusionante de los asistentes que también olvidaron sus tensiones para corear su estribillo y bailar sin remilgos.

Colectivo Panamera demostraron sobre el escenario de la Copérnico que son coherentes y que algo más importante que el talento o la simpatía, instrumentos inherentes a los tres integrantes, es tener un argumento a través del cual desplegar una acción.

Así que, si estás buscando un sitio en el que desencadenarte y bailar del lado de la felicidad, ese sitio es el próximo concierto de Colectivo Panamera en tu ciudad.

Aquí os dejamos nuestro AFTERMOVIE del Concierto ;)