[Crónica de Festivales] Crónica del Sábado en el “FESTIVAL DE LES ARTS 2018”

Segunda jornada del Festival de les Arts, con un calor abrasador a las 16.30 empezaban a llegar los primeros festivaleros para no perderse a Bely Basarte que sacó su disco “Desde mi otro cuarto” hace apenas unos meses. Emocionada desde el principio y con muchas ganas de darlo todo en su directo, pudimos escuchar temas como “Mariposas”, “Perpendicular” “Me miento Mal”,  y además Rayden colaboró en dos temas en común “Malditas ganas” y “Vía de Escape” y para finalizar el concierto “No te quiero ver llorar”.

Bely Basarte en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

A partir de las 18.10 el sol nos daba un poco de tregüa y Angel Stanich se subía al escenario para poner toda la carne en el asador con su banda con temas como “Mátame camión”, “Escupe Fuego” o “Metralleta Joe”.

La siguiente actuación era Rayden, que junto a su banda se les quedó pequeño el “escenario Coolway” ya que estaba abarrotado. Con mensajes reivindicativos y sociales, mandando alguna indirecta muy directa tanto a políticos como abusadores de todo tipo, los de Alcalá reventaron el festival con canciones de su último trabajo “Antónimo” como: “Pólvora mojada”,  “Meteorito”, “Haciéndonos los muertos, “Imperdible”.  También interpretó un tema de su próximo trabajo  “Sinónimo” que en breves entrará al estudio a grabarlo. Para finalizar, no podía faltar “Matemática de la carne” resonando por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con un final lleno de confeti.

Rayden en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

En esta segunda jornada del festival era el turno de Coque Malla, siendo uno de los artistas más aclamados y esperados por el público, siendo uno de los platos fuerte y no defraudó.

¡El equipo de Kontagiarte en acción! by BIKUS

Love Festival de les Arts by Kontagiarte (EVA MG)

Con su chaqueta de “brilli-brilli” negro para la especial ocasión, hizo al público muy partícipe, cantando a coro temas como “El último hombre de la tierra”, “A dónde vas” y grandes éxitos como “Berlín”, “El equilibrio es imposible”. Además Annie B. Sweet apareció por sorpresa para cantar a dúo “No puedo vivir sin ti”. Emoción y melancolía en estado puro por todo Les Arts, no había nadie que no se supieses sus letras.

Coque Malla en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Llegada la noche, el “escenario Heineken” estaba hasta los topes mientras esperaba la actuación de Sidecars. Siendo un concierto bastante apaciguado y  tranquilo, entre sus temas interpretaron “Polvorosa”. Este concierto nos daba tregua para cargar energías y continuar la noche con la M.O.D.A.

Sidecars en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

A las 23.05 estábamos deseosas de vivir el concierto de la La .M.O.D.A. Ha sido la primera vez que les hemos visto en directo y sinceramente, esperamos repetir pronto. Con una percusión sublime, que nos hacía viajar al mismísimo lejao oeste,  los burgaleses pusieron de de vuelta y media el “Escenario Coolway”  y sus melodías vibraron por todo Les Arts. Qué razón tiene esa canción que nos decía “los latidos del acordeón” y es que la M.O.D.A. no puede entenderse sin esa voz rasgada y sin el timbre estrella que posee ese instrumento. Interpretaron “1932” “Héroes del Sábado” entre las más destacadas.

La M.O.D.A. en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

La M.O.D.A. en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Siendo media noche, comenzaba a llover y Mando Diao se subía al “escenario Heineken” pasados por agua debido a la inesperada lluvia. No faltaron los temas “Dance with somebody” y “You got nothing out”.

En el “escenario Coolway” era el turno de Amatria, nada más comenzar su actuación la lluvia volvía a apretar pero eso no les frenó. Enérgicos y muy ilusionados como siempre nos hizo saltar y bailar a todos los presentes con muchos de sus temas nuevos de su último trabajo y otros que no podían faltar como “Chinches”. Me gustó mucho que se refiriese a toda su banda en la presentación como “Hola, Somos Amatria”, ¡ahí lo dejo!

Amatria en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Para finalizar el Festival de les Arts, no podían faltar un cabeza de cartel que se está convirtiendo en el protagonista de sus noches: de nuevo los fuegos artificiales hacían su aparición en la última actuación. Siendo muy difícil superar la noche anterior con el “megaconcierto” que dieron los Crystal Fighters, a las 1.45 del sábado noche Lori Meyers supo darlo todo y estar a la altura, con un elaborado y mejorado directo, que todo el público vivió con ilusión ansia.

Sin lugar a dudas, Les Arts ha puesto todo su corazón y profesión en esta edición. ¡Será difícil que la olvidemos!

[Crónica de Festivales] Así vivimos el Viernes en el “FESTIVAL DE LES ARTS 2018”

Sencillamente espectacular. Con los abonos agotados desde hace tres semanas, esta es sin duda la mejor edición del festival. Más de 42.000 espectadores han pasado por la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, el pasado 8 y 9 de Junio 2018.

El Festival de les Arts ha generado más de 1.200 puestos de trabajo directos e indirectos. Además el impacto económico que el festival ha aportado a la ciudad asciende a los 17 millones de euros.

Iniciada la primera jornada del Festival de les Arts, lo primero que hacemos después de acreditarnos es descubrir el recinto, observar todas las novedades y similitudes con ediciones anteriores. Poco a poco comienza a llenarse y dan lugar los primeros conciertos.

Un Festival lleno de los más pequeños. Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Con una puesta en escena y estética bien cuidada a las 19.30 comenzaba el concierto de Elefantes sobre el “escenario Coolway”. Interpretaron canciones de su último disco, así como sus grandes éxitos como “Duele” donde mencionó a Bunbury, y es más, nos contó que esa canción podía haberlo interpretado la mismísima Rocío Jurado, nosotras compartimos esa intensidad! Perfectamente podría haberla cantado. No faltaron tampoco “Te quiero” (la cual grabaron con Santi Balmes) y su éxito “Azul”.

Elefantes en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Siendo las 20:20 horas tuvimos cita por duplicado, así que decidimos dividirnos para llegar a ambas. Por un lado inauguraban el escenario principal “Heineken” La Habitación Roja, siendo uno de los grupos más esperados de la tarde, al igual que su canción “Ayer”, que resonó por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La habitación Roja en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Al mismo tiempo y sobre el “escenario Brugal” uno de los grupos del momento, allí se encontraban Rufus T. Firefly que con su psicodélica música nos contagiaron a todos. Nos llamó la atención el amplio público del que disponen, gente joven y de edad adulta, que enforvorecidos canturrearon a coro todas las canciones. Rufus vibró con toda su banda interpretando temas como “Loto”, “Magnolia” ambos de su último trabajo. Conectaron desde el momento inicial con todos su público, siendo puro éxtasis.

Rufus T.Firefly en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Anochecía y sobre el “escenario Coolway” tocaban Viva Suecia. Llenos de fuerza interpretaron sus canciones “Todo lo que importa está en el aire” y “Bien por ti”, dos de sus grandes hits. Sin duda, Viva Suecia ha sido uno de los grupos emergentes que ha crecido más rápido en estos últimos años y les auguramos un excelente futuro.

Viva Suecia en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Caía la noche y sobre el “escenario Heineken” los espectadores esperaban ansiosos por vivir el concierto de Carlos Sadness. El público estaba totalmente volcado con él y su último disco “Diferentes tipos de luz” y cantando temas como “Te quiero un poco”, “Amor papaya” y temas antiguos como “Perseide” o “Electricidad“. Hizo un especial guiño a la “horchata”.

Carlos Sadnesss en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

El Columpio Asesino destacó por sonar su hit “Toro” cual banda sonora por toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias, poniéndole a su actuación ese broche final.

Llegada la media noche era el turno de Dorian, con un “escenario Heineken” inundado de público, la banda llegó con garra y ansiosos por tocar. Iniciaron su concierto con una ducha de destellos blancos, nos bañaron de elegante serpentina blanca. Nos comentó que quedaba inaugurada la temporada de festivales, además que pocos escenarios había tan especiales como “Les Arts”, ya que éste simulaba a una “nave espacial”.

Interpretaron temas de su nuevo disco como “Justicia Universal” y algunas canciones de discos antiguos que no podían faltar como “La mañana Herida” ,”Temblor”, “Arrecifes”, “Hasta que caiga el sol”, “Paraíso artificial”, “A cualquier otra parte”.

A las 1:00 am las Nancys Rubias se encontraban sobre el “escenario Coolway” para llenarnos de bailes e ironía, además de hacernos reír al público con su show. Mario Vaquerizo se dejaba la piel en el escenario mientras se revolcaba por el suelo o corría de punta a punta con temas como “Yo sí bailo”, ”Las Nancys”,  o “Marcianos Ye-Yes”.

Nancys Rubias en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte

Seguidamente tuvo lugar el último concierto de la noche y sin duda, a pesar del cansancio acumulado después del viaje y de estar durante todo el día en el Festival, mereció la pena vivir. Brutales. Y me quedo corta.

Con el escenario colmado de público Crystal Fighters dieron un concierto que ni nosotras ni todo el Festival de les Arts olvidará en su vida. Poderosos y enérgicos en cada una de sus canciones, y con una estética muy salvaje nos hicieron bailar a todos.

Una puesta en escena cuidada al detalle, se percibió su buen directo, elaborado con mimo y cuidado al detalle. Creo que su experiencia les ha hecho sin duda mejorar, ya que no es la primera vez que les vemos, pero sí la que más nos han “llegado a la patata” desde sus primeros acordes. Comenzaron potentes con su súper hit “I Love London” duchándonos a todos de confetti de colores.

El cantante se bajó del escenario para cantar directamentee con el público (algunos sortudos que se encontraban en primera fila), en los temas “Follow”, “Bob” y “Xtatic

 

Como broche final a un día mágico y concierto que jamás olvidaremos en nuestras vidas, la Ciudad de las Artes y las Ciencias se iluminaba con espectaculares fuegos artificiales con la última canción de Crystal Fighters “Plage”.

Crystal Fighters en el Festival de les Arts. Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

 

[Crónica Ilustrada] FESTIFIERAS en el Viñarock 2018

🔥¡EMPEZAMOS, FIERAS !🔥 Nace una nueva forma de hacer crónicas de festivales y de conciertacos para aquellos que se les ponen los pelos de punta cada vez que ven un aftermovie. ¡La música no amansa a nuestras #FestiFieras! No les perdáis de vista, porque estarán cerca de los escenarios y campings más zanguangos.

Con esta gran Fiera que lo vivió en cuerpo y alma comenzamos con nuestra crónica ilustrada del #ViñaRock2018. Basada en movidas reales, con barro, birra, música y con historias pa’ no dormir. Aquí os las dejamos todas.

[Crónica de Festivales] Crónica Viñarock 2018: “El Viña de los Valientes”

Si algo puede decirse es que si sobreviviste al Viñarock este año has sido un valiente. A pesar de que en estas últimas ediciones la climatología no nos ha acompañado, siendo la lluvia la gran protagonista, esta edición para nosotras ha sido aún más fría si cabe, de no darnos tregua desde primeras horas de la tarde , empeorando hasta altas horas de la noche, hasta incluso amanecer con las tiendas congeladas.

A pesar de ello la Música ha sido la gran protagonista, como tiene que ser. Estábamos deseosas de vivir en primera persona esta edición, y es que había numerosos grupo que estrenaban disco y queríamos descubrir sus tan esperados directos. Ejemplo de ello fueron Sharif, SFDK, los NARCO, de los que hablaremos más adelante,  y también tuvimos la oportunidad de ver grandes clásicos de la música y asiduos del viña, como Medina Azahara, BOIKOT.

Según los datos oficiales a los que hemos tenido acceso, más de 200.000 personas han pasado por Villarrobledo a lo largo de los cuatro días que ha durado el festival, incluyendo la fiesta de bienvenida. Viñarock es sin duda uno de los festivales más grandes del Estado y podemos decir que ha vivido una edición sin grandes sobresaltos ni incidentes.

Con un total de 7 escenarios, más de 120 bandas han actuado por esta XXIII edición, y grupos tan dispares desde BOIKOT hasta Green Valley, de Sharif hasta HAMLET, pasando por El Niño de la Hipoteca y muchos grandes grupos que estrenaban en este 2018 disco como SFDK, por ejemplo. También vivimos la emotiva y multitudinaria despedida de La Raíz, que contó con una gran asistencia de viñarockeros que no querían perderse el último concierto de la banda, para así vivir uno de los momentos más intensos de todo el festival.

El impacto económico ha ascendido con respecto a la anterior edición, llegando a los 20 millones de euros tanto en Villarrobledo como en la provincia de Albacete. El festival también influye notablemente en el ámbito laboral ya que genera más de 2.000 empleos directos e indirectos.

“La unión entre la gente de la localidad y los que llegan de fuera es imprescindible y una de las claves del éxito”, según ha comentado el alcalde de Villarrobledo, Alberto González.  Y ha finalizado la rueda de prensa con una frase pronunciada por el grupo Soziedad Alkohólika durante su concierto: “No hay ninguna razón para no volver”.

Comenzamos con nuestra experiencia Viñarock 2018:

Ahora sí, con las tiendas instaladas y tras la fiesta de presentación del viernes 27 de abril con grupos como Gatillazo, Poncho K o Che Sudaka comienza la ansiada primera jornada oficial del Festival Viñarock 2018. Los encargados de abrirlo fueron los valencianos Frida a las 17:00, que se han estrenado por primera vez en el Viña y lo hacían sobre el escenario de Sensi Seeds. Al mismo tiempo La Banda Olivetti estaba en el escenario Negrita. Por otra parte Cazafunktasmas despertaba de la siesta a muchos Viñarockeros que no estaban dispuestos a perdérselos. En el escenario Smoking tocaba también uno de los grupos más psicodélicos de esta edición Insaniam.

Poco a poco el recinto fue llenando, y llegó el turno de Muerdo, uno de los más esperados para la tarde del sábado en el escenario Viña Grow. Con su disco “La Mano en el Fuego”  lleno de ritmos urbanos y sonidos mestizos tuvieron la suerte de poder dar su concierto bajo algunos de los poquitos rayos de sol que se dejaron ver en esta edición. A esa misma hora estaba Josetxu Piperrak en el escenario Poliakov cantando temas como “Gora Sartaguda” acompañado de Iratxe.

Tan solo dos horitas de la tarde y el escenario Villarrobledo estaba a gracias a Mala Reputación que se encargó de llenarlo de Rock. Dos escenarios más allá estaba Vendetta, el grupo de ska revolcionó por completo a todo su público, en estos momentos están en su gira Abducted, con la que se despiden tras diez años sobre el escenario. A esa misma hora el escenario Sensi Seeds estaba cargado de energía y rap con Shotta.

En el escenario Negrita el atardecer más alegre y divertido lo trajo Tomasito, lleno de palmas, baile y mucho arte con temas como “Soy un limón” “Al abandono” o “La cacerola”. ¡Alegría y actitud personificada!

Siempre que aparecen los horarios del festival nosotras nos los imprimimos, nos sentamos y subrayadores en mano elegimos los “imprescindibles”. Hasta el momento no tenemos el don de la omnipresencia (¡una pena!), y a pesar que tratamos de ver la mayor cantidad de grupos posibles, hay veces que los conciertos se solapan entre ellos hasta 4 directos a la misma vez. Entonces, es el momento de elegir.

Con este grupo lo teníamos claro, y a pesar de saber que a esa misma hora estaban El Reno Renardo, Aphonnic y Txarango que hizo pleno llenando por completo el escenario Negrita , nosotras no pudimos evitar ir a ver uno de nuestros grupos favoritos del cartel, Rayden.

Siempre a su espalda DJ Mesh y a su lado, su fiel compañero y segunda voz Mediyama, reventaron el escenario Sensi Seeds con temas como “Ubuntu”, “Amalgrama”, “A mi yo de ayer”, “Meteorito”. Dieron un concierto con potentes críticas hacia la corrupción, el abuso y a sentencias sin sentido que se realizan en este país. La respuesta del público nos puso la piel de gallina, totalmente volcados y emocionados desde los primeros acordes. Fue un directo muy explícito, consecuente con la realidad y sensato con la actualidad. Además hizo una crítica social hacia todos los presentes al grito de “que vivan c… o si no…que se hagan los muertos!

Seguidamente fue el turno de FYAHBWOY, que estrenaba trabajo FYAH!. Temas como “Hierba Verde” “Kambelleh” pusieron al público patas arriba,cantando a coro en diversas ocasiones. Además también fue muy crítico con el momento actual de la sociedad, dejando patente y latente su opinión sobre España, dando un mensaje directo.

Fue el turno de Muchachito… poco podemos decir sobre él, encajado prácticamente en las baterías,  dio un directo “sosainas” a nuestro parecer, en otras ocasiones lo hemos visto más especial, sobre todo estando en el escenario principal del Viñarock, nos dejó un poco que desear.

Segundo jornada del Viñarock y nosotras estábamos con nuestras cámaras listas, con las pilas y actitud puesta desde las 16:30 de la tarde. Era el turno de un artista que hemos descubierto hace poco, DENOM. Según nos contó, hace dos años se estrenó en el Viñarock cantando una canción “a capella”. Este año a pesar de la hora y de las condiciones climatológicas adversas fue llenando el escenario Sensi Seeds poco a poco.

Y aunque tuvieron que parar el concierto cuando tan solo, quedaban 3 canciones por la lluvia, Denom y su fiel compañero lo retomaron tras ese mini-parón motivados por los ánimos y conexión del público dando un gran final del concierto, bajándose incluso a cantar a pie de pisto junto al público en una de las canciones. Ha sido uno de los grandes descubrimientos del Viña y aunque él expresó durante el concierto que quizás se les quedaba grande, ¡supieron estar a la altura!

Seguidamente fue el turno de RUSSKAJA. Las armonías de los austriacos pusieron patas arriba el tardeo de Viñarock. Ritmos frenéticos, violines desórbitados, y los pies sin parar de bailar. Para quien los vio por primera vez alucinó, fue nuestro caso, un chute de energía de esa que hacía falta para afrontar la segunda jornada fría y con aires amargos por el parón a medio de los primeros conciertos por causa de la lluvia. Con Russkaja se asomaba humildemente el Sol, y creo que con su tema “Energía” le hizo brillar por completo.

Ahora tocaba Trashtucada, unos habituales del viña, tras el parón del pasado año en esta edición estrenaban disco. Sinceramente no es el grupo que más nos llame, la última vez que los vimos nos decepcionaron mucho en cuanto a calidad y sonido y siempre hemos preferido no perdernos otros grupos tras esta experiencia. Sí apreciamos mejor cohesión y un mejor directo para “Quién dijo miedo” último trabajo recién publicado. Alternaban temas de ayer y de hoy como “Penélope” “Toda la noche” y ya el himno por excepción del Viñarock, “De festi, vale?”

Ahora era el turno de HAMLET. Sin lugar a dudas una de las mejores bandas que pisaron el festival manchego, nos gustó enormente la estética del grupo, el brutal directo y además su perfecta sincronía entre los miembros de la banda, tanto en música como en su conjunto.

Los de Molly tienen un directo bien trabajado, y saben conectar perfectamente con los presentes. Nunca había tenido la oportunidad de verles en directo (sí conocerles en los Premios MIN) y sin duda me han enganchado, serán a partir de ahora uno de nuestros fijos en los Festivales.

Con Beret nos esperábamos más, no sé por qué pero no cumplió nuestras expectativas. Llevamos una temporada escuchando mucho rap y conocíamos a fondo sus colaboraciones (en especial la de SFDK en “Cara B” nos parece una genialidad) pero en directo nos supo a poco. Quizá para escuchar desde casa está genial, pero como viña nos equivocamos de elección. Hubiésemos preferido DESAKATO, que según nuestros compañeros, el grupo que todo fotógrafo quiere captar. ¡Lástima haberlo sabido tan tarde!

Ahora tocaba turno de uno de los grupos más míticos del panorama español, Medina Azahara. Yo los recuerdo desde pequeñita ya que escuchaba sus peculiares melodías porque mi padre, los ponía en cinta en nuestros viajes a la playa. Antes de los andaluces pudimos escuchar un par de temas de Rulo y la Contrabanda, puro rock estatal, pero preferimos la peculiaridad de Medina Azahara, así terminamos viviendo y alucinando con su directo.

Era el turno de La Pegatina y se podían sentir las ganas de los viñarockeros de sus ritmos frenéticos. Tras los primeros acordes fuimos parte de una intensa lluvia de confeti, síntoma de que íbamos a “no-parar-de-bailar” durante todo el concierto, y es que los chicos de La Pegatina saben muy bien como alterar los Bpm y pálpitos de todos los presentes. Canciones del nuevo disco como “Y volar”, y otros éxitos clásicos que no pueden faltar como “Olivia” “Heridas de Guerra”. Tampoco podía faltar “Lloverá y yo veré”

Última jornada del festival y se pudo percibir en los rostros de los viñarockeros el cansancio acumulado de varios días sin parar. Desde bien temprano, todos estuvimos bien abrigados para estar preparados y dar de nosotros mismos lo mejor, y es que el frío no perdonó ni nos dio tregua en este último día.

Eran las 18.30 y en el escenario Negrita nos esperaba al Niño de la Hipoteca. Teníamos ganas de verle, ya que El Niño pertenece a una generación de artistas que hemos seguido prácticamente desde sus comienzos y que a su vez les hemos visto crecer. A pesar del frío, la lluvia y que su guitarra personal falló justo en el instante antes de salir a actuar, nos hizo reír, saltar y bailar a todos los presentes. Con temas como “Alquitrán y jazmín” “Ratones” “Copypaste” “Romeo y Julieta” entre otros puso patas arriba literalmente Viñarock. También resaltamos alguna de las colaboraciones que salieron a escena, como la de DEF con DOS.

Al acabar el concierto fuimos al escenario de al lado, el Poliakov donde tuvo lugar el concierto del Último ke cierre, rock estatal en estado puro. Cantaron temas de su último trabajo 2017 además de clásicos de siempre, como  “Yo también puedo ser malo”, “Veneno” “Vuelta al infierno”, y “Tus bragas”.

Durante el último atardecer del Viña Rock nos dividimos para poder ver por un lado, al Canijo de Jerez, en el escenario Negrita. Su estilo garrapatero, desenfadado y canalla no falla, y fiel a su esencia interpretó temas de su último trabajo “Manual de Jaleo” y clásicos de siempre como “Después”, “Hola buenos días”, y “El aire de la Calle“. 

Pitando y dos escenarios más allá, en el de Villarrobledo, pudimos ver parte del concierto de Def con dos, que a pesar de los inoportunos problemas técnicos, pudo dar paso a su concierto e interpretar temas de su último trabajo como de los anteriores, como “Derecho a orgasmar”o “España es idiota”.

Y en el escenario Sensi Seeds, tuvo lugar sin duda, uno de los conciertos que más nos gustaron, más emocionaron y sentimos vibrar de todo Viñarock 2018, además fuimos testigos de un bello atardecer, con arco iris inclusive.  Sharif  nos regaló un concierto brutal, acompañado de Morgan, y en el cual presentaban a lomos de un galgo, su nuevo disco “Acariciado Mundo”.

Como dos saltimbanquis en escena Morgan y Sharif no pararon quietos, y pusieron toda su alma sobre el escenario, interpretando temas como “Los últimos noctámbulos”, “Culpable” o “La primera persona del plural”. Un público volcado con los de Zaragoza y es que no fue para menos. Sin duda, Sharif pusiste el listón muy muy alto. Gracias por todo lo que transmitiste con tu directo y por este último trabajo que no logramos quitarnos de la cabeza. Una de las mejores actuaciones del Viñarock 2018, además no comprendo que estuviera sola en el foso fotografiándoles. En serio. Pero qué placer oigan.

 

Caída la noche, era el momento de llenarse de buen rollo y Green Valley saben cómo contagiarlo, tanto que atrajo a alguna Fiera que no quería perdérselo.

Fotografía by Bikus

En él pudimos disfrutar de temas como “El Regalo de vivir”, “La Cura” que todo el mundo cantó y no paró de hacer saltar al público.  Íbamos avanzando con “La vida Va” o “Escribe tu historia”, transmitiéndonos fuerza y valor con títulos como “No me voy a rendir”. El momento emotivo vino con su actuación de “Las estrellas del cielo”.

Llegada la media noche era el turno de La Raíz, que se encuentran en la gira de despedida, y como no, tenían que despedirse también del Viña Rock por todo lo alto después de tantos años. Con un directo muy cuidado, se ha notado su evolución y compenetración a la vez que su puesta en escena. Llenos de energía y fuego convirtieron la noche en un mágico incendio. Supieron llenar el escenario a ritmo de coro con el público, haciéndoles cantar, emocionándoles con ellos, mientras se iluminaban en la noche móviles, mecheros y bengalas de algún que otro viñarockero que consiguió colar. Con temas como “Muerdeme”, “Nuestra Nación” o “Elegiré” convirtieron esa noche en una noche inolvidable para muchos de los allí presentes. Su música es para muchos, la banda sonora del festival.

Al finalizar el concierto era el turno de SFDK, para nosotras una de los directos más esperados. Tocó pegarnos una buena carrera para no perdernos ninguno de sus temas ya que tienen un disco recién salido del horno “Redención” que lo está petando y que ¡nos encanta! Una salida al escenario de lo más original, como si de robots o mimos se tratase, Zatu y Acción Sánchez interpretaron “Agua pasá”, “La amalgama”  “Sin miedo a vivir”, “Cara B”, “Todo lo que importa”, “Malviviendo” siendo algunas de las canciones tanto nuevas, como grandes éxitos, con las que consiguieron llenar su escenario. Con algún que otro desliz de letra por parte del sevillano, no amainaron y esto les dio más fuerza si cabe, para defender un nuevo disco que está siendo la revolución, tanto por sus letras como musicalmente espectacular. Nos gustaría destacar la alucinante guitarra personalizada que llevan consigo, ¡nos quedamos atónitas nada más verla!

La última jornada del Viña Rock estaba llegando a su fin y todavía tuvimos dos citas pendientes: Narco con su último y loco disco, “Espichufrenia” y los valencianos ZOO como plato final.

Con NARCO se desató la locura desde el inicio. Sinceramente nunca habíamos logrado escucharles detenidamente, pero con este último disco nos ha enganchado de otra forma, y sin duda los sevillanos tenían mucha garra y rabia por mostrárnoslo. “Suícidate” o “Anticrista” sonaron por todo Viñarock a modo de bombazo, desatando como os comentábamos antes la locura frenética entre los presentes.

Y ahora sí llegamos al fin de la edición del Viñarock 2018 con ZOO. Los valencianos dieron el broche final apoteósico, ¡no cabía ni un alfiler! Matices electrónicos, sonoridad rockera y mestiza además de ser cañeros para un fin de viña espectacular.

Terminamos nuestra crónica no sin antes anunciaros que el Viñarock 2019 se celebrará los días 2, 3 y 4 de Mayo, en Villarrobledo. Siempre que termina Viñarock pasan unos días hasta que nos habituamos de neuvo a nuestra rutina, y es que son muchos los sentimientos, sensaciones y vibraciones que llevamos por dentro, al igual que esa gente maravillosa y especial que se conoce en el festival.

Las chicas del elefante esperan que os haya gustado nuestra experiencia y fotos, y os deseamos que #nosvolvamosaver todos en el Viñarock 2019!

FESTIFIERAS By Kontagiarte & Monartega

[Crónica Fotográfica] VIÑAROCK 2017

Así vivimos Viñarock 2017.

¡La cuenta atrás ya ha comenzado!

En menos de 15 días dará pistoletazo de salida el primer y gran Festival de la temporada. Sin duda, el VIÑAROCK es para muchos el comienzo de algo, llamémosle etapa, llena de vida, ilusión, amigos y sobre todo buena música. 

A falta de horarios y poco más, ya está el Cartel de esta XXIII Edición la cual, esperamos con ganas.

También os dejamos las facilidades que a día de hoy (ya me hubiese gustado a mí vivirlo en mis años mozos) nos ofrece el festival, como “promo” de bebida si las pillas con anticipación, “glamping” para que duermas como un león, y promociones de Tokens que si te haces con ellos antes que dé comienzo el festival, te dan algunos por la patilla.

Pero bueno, detallicos a parte, queremos contaros de primera mano cómo vivimos la anterior edición, Viñarock 2017, sin duda fue de las más duras que hemos vivido por la climatología. Fuimos testigo también del exceso de registros por parte de la Guardia Civil, que sin embargo, poco se preocupó para que no hubiese robos en las tiendas, o dentro del propio festival, incluso a nuestra amiga más cercana le cortaron la mochila y “perdiendo” todas sus preciadas pertenencias.

“Los festivales son para desconectar y disfrutar de la música con los amigxs.

Esto fue lo amargo de la anterior edición, lo cual esperamos esta sea, un poco más tranquila en ese aspecto. Siempre os aconsejamos ir con lo imprescindible, una riñonera bien sujeta al cuerpo, y poca cosa más. En ella guardad todo lo de valor, cartera y documentos, y móvil tampoco es necesario. Yo nunca me llevé el mío, siempre pillaba uno chiquitín de llamadas y me sobraba. Los festivales son para desconectar y disfrutar con la música y amigos, y no hace falta estar en esos días “enganchado” a la actualidad, que bastante tenemos a diario ya…

Sin más, aquí os dejamos todo lo vivido en el Viña 2017, deseamos que os guste y esperamos Kontagiaros de esas sensaciones tan bonitas que vivimos, incluso subidas al escenario ;)

Fotografía VIÑAROCK2017 by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Crónica Viñarock 2017: “Unas veces dulce y otras, agridulce”

-8 de Mayo de 2017-

Llevo unos días dándole vueltas al titular de este artículo… Creo que me he aproximado a la sensación que me traigo y no solo por mí, si no por toda la cantidad de viñarockeros y viñarockeras que tuvieron sus momento dulces y momentos amargos durante el festival, además de por el tiempo, que ya de por sí fue bastante crudo (LLUVIA-LLUVIA-rayito de Sol-LUVIA-LLUVIA…) Si no por diversos motivos que os iremos contando del festival.

¡Un Viñarock pasado por agua!  iba ser el anterior titular, pero el tiempo me ha reposado toda mi vivencia que os voy a  contar.

Los pasados 27, 28, 29 y 30 tuvo lugar en Villarrobledo (Albacete) la XXII edición del festival ViñaRock, y un año más Kontagiarte no podía perdérselo, vivimos en primera persona todo lo que aconteció en el Festival.

Los datos oficiales recogidos nos dicen que asistieron 200.000 viñarockeros, a lo largo de toda la jornada del Festival. 6000 personas viajaron en los autobuses oficiales, 800 personas alquilaron la opción “Glamping”. El impacto económico en Villarrobledo ha sido de 17 millones de euros y este año se ha caracterizado por el “compromiso al reciclaje”. La valoración en general por parte de la organización y organismos oficiales ha sido de “positiva y complicada”, tanto por las inclemencias del tiempo (llovió sin mesura los 3 días que duró el festival) como por los excesivos y exagerados controles de la Guardia Civil, siendo ésta duramente criticada por los presentes,  a pesar de “valorar y ser conscientes de la importancia de la seguridad ciudadana”, se han excedido en los controles. “Este es un festival muy Pacífico” dijeron desde la organización y los organismos oficiales en la rueda de prensa del último día de festival. De hecho, a nosotras el primer día, recién llegadas, cámaras en mano y de camino a los conciertos nos cachearon hasta las pestañas… Me vino la canción esa de Los Delincuentes que dice “No llevamos ná…” pues eso mismo. En mi opinión, sí que creo que es necesaria la seguridad en un súper festival como Viñarock, pero también pienso que “unas veces tanto y otras TAN POCO”, ya que hemos sido testigo de los numerosos robos, tiendas rotas, saqueadas y rajadas (sí sí, a punta de navaja), robo de mochilas en los propios conciertos y en el camping con TODA la ropa para esos días, tiendas levantadas….etc, etc… que se han ido sucediendo por el festival. De hecho un amigo nuestro vio cómo se les ocurría entrar a una tienda, y conocimos a chicos que también. A nuestra pobre amiga Sandra le cortaron la mochila también dentro del propio recinto…perdió su apreciado móvil…  En fin, que… ¿seguridad? Según se mire.

¡Bueno! Voy a contaros lo bonico y genial del Viña, ¿os parece? Esto ha sido una crítica constructiva, además me limito a hechos que han sucedido allí, y los hemos contrastado, con el trabajo de campo que hemos hecho. Pues ahora comienza nuestra aventura:

Cogimos un tren destino “Villarockbledo” y en él ya se hacía patente y latente el sentimiento Viña: tiendas de campaña, neveras, botas de montaña, rastas, sillas Quechua, y un sin fin de equipamientos más. Jóvenes y no tan jóvenes con ganas de llegar, montar y disfrutar de los conciertos del primer día. Siendo conscientes de la que iba a caer (todavía no sabíamos cuando la señora lluvia iba a hacer su aparición) teníamos que aprovechar las horas “de sol” y así que recién llegadas, dejamos nuestro equipaje, y nos preparamos para adentrarnos en el Festival.

Pulseras puestas, y acreditación cogida, nos dispusimos a ver al grupo que, para nosotras, fue el más característico de esa noche. Hablo  de “Sonido Vegetal” que siendo la primera vez que los veía en directo, no me defraudó en absoluto, y de hecho motivó el sentimiento viñarockero a todo los presentes! Nos dejó con la miel en los labios, una primera toma de contacto con todo lo que viviríamos esos días y que “deseandico” estaba de que fuese viernes tarde ya.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

El viernes hicimos una selección de conciertos, ya que era imposible verlos a todos, me limité a no perderme los que tenía apuntados además de descubrir algunos que me sorprendieron gratamente!

Uno de ellos fue Ganjahr Family. ¡Me encantaron! No los conocía y flipé. Qué ritmo, qué buenas vibras y qué mejor que reggae para acompañarnos en lo que iba a ser un gran y precioso día.

Otro de nuestros imprescindibles fueron BOIKOT, que por más que pasen los años son uno de nuestros “fijos” para no perdernos su concierto. Justo esa mañana presentaron en Villarrobledo su corto “Jarama” que se llevó a cabo dentro de la programación del festival.

Ese mismo tema abrió su esperado directo además de mostrarnos su nuevo espectáculo audiovisual para sus conciertos. Hay canciones que siguen estando “vivas” y actuales por mucho que los años pasen, entre ellas destaco “Inés” “Sin tiempo para respirar” “Naita na” o su incombustible “Korsakov”.

Sigue poniéndonos los vellos de punta su “Bajo el suelo” que sonó por todo el Festival al unísono, coreada, cantada y bailada por todos los presentes.

El siguiente grupo que no nos perdimos y que teníamos mil ganas de ver en directo, además, por lo que suponía, ya que sería su despedida de los escenarios, posiblemente la última vez que los veríamos juntos en concierto.

Ellos eran Canteca de Macao, que actuaron en el escenario principal interpretando “Acuerdaté” , “No llores”, el pegadizo “Nunca es tarde”, y no podían faltar  “Así es la vida” y “Pa’l Sur”, con ésta última vimos un público especialmente emocionado.

 “Alternativa libertaria” también se cantó y coreó por todos los presentes y sin lugar a dudas, será uno de los grupo que más de menos echemos en las próximas ediciones.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Salimos corriendo al Escenario Villarrobledo a ver el regreso de Mago de Oz, y es que, a pesar de que sus miembros se han cambiado, el público estaba deseoso de verles actuar, y pudimos comprobar que no cabía ni un alfiler entre los presentes!

Sin duda hubiera sido mejor colocarlos en otro escenario mayor, y con grandes dimensiones ya que hubo muchos asistentes que no pudieron verles ya que estaba completamente colapsado ese recinto.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Tras una jornada frenética nos fuimos a reponer fuerzas para un Sábado que prometía.

Uno de nuestros favoritos y que agradecemos inmenso verlo en los Festivales, ya que es un buen amigo que hemos visto crecer desde sus inicios, tocando por salitas y locales de todo el país, es El Kanka. Acompañado por sus inconfundibles El Manin y Alvarito Ruíz, les acompañó también en esta ocasión su banda al completo y es que, no era ocasión para menos.

Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Un año más El Kanka volvía sobre el mismo escenario, el Escenario Negrita. Algunos de sus temas fueron para esa tarde lluviosa “Me alegra la vista” “Pudo Pasar”, “Refunk” entre otros. Aunque cayese el diluvio universal (más tarde ellos mismos me confirmaron que lo vivieron también literalmente “empapados”) el público estaba feliz, mojado por la lluvia y cada vez que se vislumbraba entre las nubes un rayico de Sol, al ambiente era de esperanza  y alegría al ritmo de buena música.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

No faltaron “Lo mal que estoy y lo poco que me quejo” y su himno “Qué bello es vivir“, una oda a la alegría ;)

Sin duda, El Kanka y su equipo se han convertido en parte de el “alma” de los Festivales mestizos y con buen ritmo.

El Kanka retrato by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

También nos encantó anteriormente el concierto de Lágrimas de Sangre, al cual teníamos muchas ganas de ver actuar en directo por primera vez.

Llegaba el domingo tras un sábado acuoso, nosotras ya estábamos deseando comenzar la jornada con uno de los grupos revelación, Mafalda. Marcos y toda su banda irrumpieron el Escenario Villarrobledo con muchísima garra y a pesar de ser el comienzo de la tarde, acabó lleno hasta los topes. 

“Agua negra” “La llorona” o “En guerra” fueron las canciones más coreadas entre los presentes además, no desaprovecharon la oportunidad de hacer una reivindicación social desde el escenario, además de criticar el puesto de merchan del propio festival. “Atrevidos” pensé yo, pero seguro les ha servido para llamar aún más la atención de todos, por este gran descaro.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

 

Otra de las grandes citas del domingo fue Amaparanoia, que volvían a los escenarios siendo uno de los “fijos” de nuestra selección musical. Tras una temporada con Amparo Sánchez, el grupo de reunía para festejar los XX años de “El poder de Machín” (1997).

Temas como “Welcome to Tijuana” o “La Fiesta” resonaban por todo el Viñarock, además de ser bailados por todos los asistentes, y es que con Amparanoia los pies danzan solos.

Pero sin duda, “el Jefe” al que queríamos ver, lloviese, tronase o cayese el Diluvio Universal, ese era KASE.O! Que además estrenaba disco y “El Círculo” por todo lo alto. Aquí tenéis nuestra entrevista por si queréis conocerle en primera persona un poquito más ;)

Bueno sigamos, quizá la selección de escenario fue demasiado pequeño, una bestia como KASEO y más, tras su regreso a los escenarios, debe estar en un estadios o algo así. Ironías a parte, sí que vimos como mucho público se quedó sin poder verle ya que estaba todo llenísimo y muy sobresaturado. Pero a pesar de los empujones, mereció la pena verlo en primera línea y disfrutar como nunca de El Círculo.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

“Esto no Para”, “Guapo Tarde” “Mazas y Catapultas” fueron los temas más esperados y también coreados. Javier Ibarra se enfrentó como un Javato a los leones que estaban ansiosos por devorarle, probarle y rugirle al tempo con sus canciones. Un Círculo que sin duda dará mucho de qué hablar.

Tras el Boss, fuimos a ver a ASPENCAT bajo la lluvia. A pesar de esta inclemencia de el tiempo, el público se sabía al dedillo todos sus temas y todos nos dimos un buen chaparrón de “Valencià”. Sin duda es un grupo que tiene una garra y un enganche tremendo.

Fotografía by Kontagiarte (Eva MG)

Sin duda, uno de los “hits” fue “Quan caminàvem”, y es que, sin duda, han hecho de esa canción todo un himno, incluso para aquellos que no entendemos el valenciano. Esos ritmos, esos matices, todos coreados a uno bajo la lluvia fue uno de los momentos más especiales del Viña 2017.

ASPENCAT by Kontagiarte

Tras ellos, teníamos un último concierto para despedir Viñarock 2017…  Todavía nos quedaban fuerzas para vivir, con todos nuestros sentidos a punto y nuestros objetivos a FYAHBWOY. Sin duda, fue de las experiencias más bonitas de nuestra trayectoria y es que, terminamos el ViñaRock subidas desde el escenario, fotografiando al otro lado uno de los platos fuertes de la última jornada. 

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

¡No cabía ni un alfiler! Y es que FYAH es mucho FYAH… Acompañado con su banda, pero él solo hacía pequeño el escenario. 

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

Finalizamos VIÑAROCK 2017 con uno de los sabores más especiales que hay, el dulce.

A pesar de los contratiempos meteorológicos, el frío, la lluvia, el solapamiento a veces de conciertos y de cabezas de cartel que nos llevaba loca para poder llegar a todos a tiempo… tenemos una sensación muy especial de este viña. Más cercano, más intenso, y siendo una gran piña.

En esta edición, como os comentábamos al comienzo, han asistido más de 200.000 personas. Un impacto económico de más de 15 millones de euros y 1.400 puestos de trabajo para Villarrobledo. Un total de 141 bandas han actuado en el Festival. Diez escenarios a lo largo de todo el festival… Todo esto es lo que dicen los datos oficiales, que además podemos corroborarlo ya que era tangible el despliegue de medios que disponía este año el festival. En determinados conciertos bien es cierto que ni un alfiler podía caber entre el público, dícese en el concierto de Mago de OZ, KASEO (presentaba nuevo disco), con grupos míticos como Boikot, o a pesar de la tremenda lluvia la fiesta ni el público paró con La Pegatina, ni El Kanka.

Algo que ya resaltamos en nuestra Crónica del Viñarock 2016 y que nos volvemos a reiterar: “Cuatro días de convivencia entre hippies, punkis, rockeros, indies y personas sin etiquetas, que es lo que podría decirse del Festival. Un abanico de artistas y grupos bien diferentes entre sí, al igual que su música: de autor, rock, hip-hop (algunos con toques de electrónica), funky, mestiza, reggae… pero esto, esta convivencia y “mistura” brutal de estilos, géneros y personas es la riqueza del Viñarock.

Fotografía by Kontagiarte (La Nieta de Carmen)

¡Te esperamos con ganas ViñaRock 2018!

[Crónica de Conciertos] Colectivo Panamera presentan su primer álbum en Madrid

A pesar de ser jueves y de que al escenario se subía una banda emergente, la Copérnico logró, el cinco de abril, un aforo razonable para ver en Madrid el directo de Colectivo Panamera. Un poco después de las nueve y media de la noche, Nacho Taboada, Pepe Curioni y Vanja Polacecki, los tres integrantes de la banda, aparecían ante la expectación del público acompañados de dos percusionistas. Introducidos por La Cumbia del Lobo, desde el comienzo marcaron la cumbia potente y cruda que se está convirtiendo en un alegato personal de los panatrópicos.

Sin interrupciones ensamblaron de inmediato El Arenal, un cara b de su primer largo de título homónimo al del grupo y publicado el pasado mes de marzo por Santa Ana Studios, que se ha convertido en uno de los temas de referencia del combo por su entusiasmo y adherencia.

Pepe, que demostró tener una garganta templada y contagiosa, ilustró El Jardín, también de su primer largo, con ensueño y rotundidad para seguir con Veinte años y Mandolín. Enlazó Nacho, al que la acústica no hizo justicia a su impresionante voz hasta pasadas varias canciones, con El Huracán, otro de los temas cardinales del Colectivo que incidió con éxito en el folklore latinoamericano, haciendo de la cumbia un fundamento a la vez que recuperaban el bolero.

Entonces llegó la mejor performance del recital, donde la colectividad que la banda propone se hizo presente por la unión con el público y sus palmas y la ambientación de la sala. Mr. Kilombo, con su larga cabellera rizada, hizo temblar el piso de la Copérnico acompañando a la banda en Qué pasará? y, además, tocando junto a ellos un tema propio, Tiempo al tiempo. Mr. Kilombo contagió al público una explosión de felicidad con su interpretación temperamental y rotunda y que por momentos transmutó la sala en una especie de rave con tintes de Café Tacvba o Manu Chao.

Conocedores Colectivo Panamera de la tradición latina, siguieron con La cumbia del mole para enseguida empalmar con más temas de su largo como Hacia el sur o Ninguna parte, tras la que apareció en escena Georgina, mientras la banda mostraba su veneración por Colombia y su culto a Atahualpa Yupanqui, para interpretar Un río que se va.

Luego se bajaron las luces, se recreó la introversión y la belleza para desentrañar una nana. Un lapso sencillo, para encender los mecheros a modo de vela y que debió ser íntimo, pero cuya magia rompieron las conversaciones de parte del público que, a pesar de ser chistado por la otra parte que permanecíamos en silencio, continuó con su afán de marchitar esa bella flor con la que Colectivo Panamera trataba de cortejarnos. Una lástima.

Colectivo Panamera junto a Georgina.

Siguieron con La calle de La Luna, otro de los temas mejor trabajados por el grupo. Trataron otro momento íntimo con la versión de Sodade de Cesaría Evora. E incluso hubo tiempo para homenajear la influencia insistente que DePedro tiene en el desarrollo musical de la banda con una adaptación muy natural de El Pescador.

Finalmente se desataron con Quiero mucho más, el lugar preciso donde se liberaron todos los miedos y nervios que a ratos parecieron anquilosarlos, y con la que encontraron la respuesta ilusionante de los asistentes que también olvidaron sus tensiones para corear su estribillo y bailar sin remilgos.

Colectivo Panamera demostraron sobre el escenario de la Copérnico que son coherentes y que algo más importante que el talento o la simpatía, instrumentos inherentes a los tres integrantes, es tener un argumento a través del cual desplegar una acción.

Así que, si estás buscando un sitio en el que desencadenarte y bailar del lado de la felicidad, ese sitio es el próximo concierto de Colectivo Panamera en tu ciudad.

Aquí os dejamos nuestro AFTERMOVIE del Concierto ;)

Autumn Comets – REALEJO, su último disco presentado en la Sala Sol

El pasado viernes 16 de Marzo pudimos ver al fin ver a Autumn Comets presentar su último disco en la Sala Sol de Madrid. Vimos cometas, estrellas o planetas girando alrededor del Sol (piropazo). Creo que no sólo hablo por mí, pude comprobar las caras, y sobre todo los ojos, de muchos de los que estábamos ahí.

Pero antes de nada, como casi todo concierto en la Sala Sol, la noche comienza echando la primera en el bar contiguo… ese que hace poco tiempo dejó de llamarse ca’ Agustín. Esa noche y en ese rincón daba de cenar a algunos componentes de esta banda de post rock madrileña, que más tarde dejaría flotando a más de uno.

Antes de ello, la gran Penny Necklace, a la que tuvimos el placer de entrevistar hace unos meses cuando presentaba su último álbum “La Luz” también en la Sala Sol, puso la primera capa de la burbuja que se iba a crear en la sala.

Comenzaban los Autumn Comets y abrían con la última canción de su último disco al que también da nombre, Realejo. Para quien no los conozca, esta banda lleva activa 10 años (con sus paradas y reactivaciones) con 4 álbumes a sus espaldas. Julián Palomo (voz y guitarras), Emilio Lorente, (guitarras), Gonzalo Bautista (teclados), Mario Pérez (bajo), Pablo Palomo (baterías y coros) y Manuel Moreno (viola, percusión) se han ido formando como grupo desde 2008. Autoeditaron Parederes en 2009, y 3 años más tarde A Perfect Trampoline Jump, contando con las colaboraciones de Russian Red y Micah P. Hinson.

Una genial composición y desarrollo de los temas perfectamente acoplados al directo, porque si he de destacar algo de ese viernes noche, fue la autenticidad del sonido.

En 2013 lanzan Moriréis en Camboya, de nuevo grabado en inglés como los anteriores albumes. Y no es que quiera dejar ver que es, bajo mi punto de vista, “la niña bonita”, pero me parecen increíbles las progresiones de Baltimore y Eslovaquia.

Dos años más tarde publican We Are Here/You Are Not, en el que ya incluyen canciones en castellano. Quizá este disco fue un antes y un después de la banda y en él están más presentes las bases electrónicas.

Pero volvamos a esa noche y a que algo tendrá que ver el barrio de Granada que da nombre al último disco (cometas y planetas…). Casualidades de la vida que esa noche me acompañaba una granaína y una madrileña… y es aquí donde defiendo el papel de los amigos que se fían y se dejan llevar por el colega pesado que descubre un grupo y no para hasta conseguir que le acompañan a uno de sus directos. Luego volveré a este tema.

El segundo tema fue Sangre y Madera, quizá uno de los más melódicos y “pegadizos” del disco, que supieron enlazar a la perfección con Larsson para dar paso con las bases electrónicas a We Are Here/You Are Not.

Nos calmamos un poco con La Montaña vino a mí para continuar con Costa Tropical y el protagonismo de la viola en gran parte de la canción. Dieron paso a la gran y mítica Snakes at 3:00 A.M. con la que el público se unió a las palmas finales, incluidos los arrítmicos como yo. Y el momento de explosión en el cielo llegó con Eslovaquia… insisto, escuchad el álbum Moriréis en Camboya.

Volvemos al último álbum con Cortijo y con Nada nuevo bajo el sol (canción con la que me interesé por este grupo). Es curioso que tu mente se quede atrapado en una canción y que básicamente dependa del estado mental en el que te encuentres en ese momento.

Y en el momento de esa noche descubrí My Perfect Trampoline Jump… espero que me entendáis cuando empiezas a escuchar un grupo y te gusta, los ves en directo y acabas sabiéndote la discografía. Sabíamos que estaba terminando, y ya no recuerdo si fue cuando empezamos a marcar los ritmos a modo palma con Todos están esperando o  fue antes. Con el bis también descubrí Eastern Girl, con un aire más folk, para pasar al emotivo Viernes de dolores, dejarnos con los pelos de punta y rematar con Molina, Your were the light.

Y vuelvo al tema de los amigos pesados, me sentí obligada a invitar a un par de cervezas a mi compañía de esa noche, no como compensación porque sé que se lo pasaron como enanas… si no como agradecimiento por confiar en el criterio musical de otra persona.

Ese par de cervezas no duelen, es un pase gratis a conocer, a curiosear, porque es lo más necesario en estos momentos, la curiosidad. Basta ya de hincharse a colacaos para pegar 4 botes en un concierto en cuyo cartel siempre se lee más de lo mismo. Basta de sabernos las letras de esas canciones, descubrir un poquito y apoyar la música en directo diaria y no sólo de fechas puntuales. Es un precio más económico y mucho más agradecido, se llama cultura y diversidad. Se llama salas pequeñas y se llama cercanía, y parece que muchos tienen metido en la mente que sino es gratis no voy.

Es necesario un cambio movido por la inquietud y el aburrimiento de lo de siempre, así que mi mensaje es ese… dejaos Kontagiar por ese amigo pesado o por vuestro propio gusto, curiosidad e inquietud cultural y musical.

 

[Crónica de Conciertos] RAYDEN gira #Antónimo (Sala Clandestino Albacete, 26 enero 2018)

El pasado viernes 26 de enero Rayden volvía a los escenarios para “kontagiarnos” con su gira Antónimo, siendo la primera fecha en este 2018. El concierto tuvo lugar en la sala ClandestinoAlbacete, siendo en esta ocasión sin banda, por las dimensiones de la sala (bastante ajustada), aunque eso no fue ninguna excusa para llegar al Sold Out  a los pocos días de su confirmación en la capital albaceteña y para darlo todo en el escenario.

Ganas, actitud y pasión no les faltaban, desde los primeros scratches  y acordes esto nos hacían sentir. Comenzó sobre el escenario DJ M3SH, que a los platos y desde su cabina hacía ritmos fréneticos y scratches, sirviendo de base musical a todos los presentes.

También en esta gira #Antónimo no podía faltar Mediyama, que con su desgarradora y potente voz puso el vello de punta a todos los presentes, siendo además la segunda voz principal de #Antónimo , incluso aprovechó la ocasión para interpretar en solitario dos de sus temas más “sensibles” y prometedores: Nebulosa e Insensibles.

Rayden y Mediyama

Ya con Rayden sobre el escenario de la Sala ClanDestino el público enloqueció, y al igual que sus protagonistas, los asistentes lo dieron todo bajo el escenario, creando un clima de calor y pasión, como deleite del mismo. Sobre el escenario, Rayden con sus chicos interpretaron canciones tanto de su último disco como grandes hits.

Temas de realidad social como “Malaria”, “Haciéndonos los muertos”, “Ubuntu”, cargaron de energía, fuerza y potencia a todos los presentes. Canciones como “Pan, circo, ajo y agua”, “Tres otoños” y “Finisterre” fueron además coreados y cantados casi a la perfección por todo el público que fue esa noche a verlos. Gran elección, ya que dichos temas están interpretados en su disco junto a distinguidos artistas colaboradores, como Carmen Boza, Rozalén y Leiva, haciendo guiño a todos ellos.

También interpretó temas más sensibles como  “Pequeño Torbellino”, dedicado a su hijo pequeño, “A mi yo de ayer” en la cual hace una introspección a su infancia y futuro, “Mi primera palabra” dedicada a su mamá y a todas las madres de los que allí estuvimos o “Matemática de la carne” uno de sus grandes y aclamados éxitos, que nos hicieron bailar y cantar a todos los albaceteños, inclusive nos ducharon con confeti!

Con un directo divertido, enérgico y sobretodo, directo al corazón y a la parte más sensible de cada uno presente, Rayden, Mediyama y Dj Mesh dieron un concierto inolvidable. No defraudan nunca y es un placer siempre verles en directo, como si de amigos se tratasen, cosechando éxito tras éxito.

Rayden y Mediyama

Las cosas bonitas y hechas con amor se valoran, y vosotros sois una gran muestra de ello.

Puestos de nuevo en marcha con #Antónimo les toca seguir recorriendo ciudades durante estos próximos meses, fechas tanto en salas por toda España, como por los festivales más relevantes del país. 

[Crónica Fotográfica] RUFUS T.FIREFLY + The Noises en Valencia