Entrevista a Karmento

“¡Soy una mezcolanza total!”

 

El pasado sábado 9 de mayo Karmento presentó “Mudanzas”, su primer disco, en la sala Clandestino, Albacete.

Estuvo arropada en el escenario acompañando sus canciones, por unos músicos de amplio recorrido profesional a pesar de su juventud. Tales como Jairo de Remache (guitarra y percusión), Fernando Navarro (su productor y teclados), Jorge Cubillana (guitarra), Toni, el Almendro (bajo), Fer Roncero (percusión), José Miguel Sarrión (batería), además de poner el broche y el detalle con las colaboraciones de Cristina González al violín, Carmen Ortega al acordeón y Guillermo Becares a la trompeta. Portada-de-Mudanzas

Una mezcolanza que sin duda hizo del concierto un clímax conjunto, enganchándonos desde los primeros acordes hasta su emotivo final. 

Emocionada desde que salió al escenario de la Clandestino, Karmento fue creciendo canción tras canción y acorde tras acorde, hasta que la garra, fuerza y todo el nervio conjunto salía por los poros de su piel y su voz, que sin duda lo transmitió e hizo llegar a los asistentes.

El próximo día 21 de mayo, la artista albaceteña presentará su nuevo disco en Madrid, en la sala El Juglar.

Desde aquí os la recomendamos, no perdáis la ocasión de asistir a su show presentación de “Mudanzas”.

Os dejamos la entrevista que nos concedió tomando un reconstituyente desayuno. Un café que al final dieron dos. Una pregunta que nos conducía a otras cuantas. Una charla que nos deja entrever su alma, sus orígenes, su música, sus miedos… Dan ganas de seguir conociendo a Karmen con muchos cafés más. Que la disfruten.

 

¿Por qué empezaste a cantar y qué es lo que te removió meterte en el mundo de la música?

Karmento: “Lo que me llevó a cantar fue como un reflejo, un impulso, desde que era muy pequeña. Canto, desde siempre, porque me hace sentir feliz, me hace sentir bien, entonces disfruto mucho de los momentos en los que me da por cantar. Siempre lo he hecho, desde que era pequeña, en mi casa, con los amigos en el pueblo…. Siempre muy en la línea de la copla.

IMG_2599

Karmento en concierto – Sala Clandestino – 9 de mayo

El tema de la música fue distinto, yo nunca me lo había planteado, jamás en mi vida, y no me considero una música, me considero una especie de satélite que ha aterrizado durante un tiempo ahí y está exprimiendo la historia todo lo que puede, aprendiendo y regalándome esa experiencia. De repente empecé a componer porque había intentado tocar la guitarra alguna vez y cantar, pero siempre me aburría mucho, no llegaba yo a sentirme a gusto con canciones de otras personas. Pero un día, mi amiga Chari, en su cumpleaños, me dijo “¿Sabes una de las cosas que más ilusión me haría en el mundo?”. Me dijo que para su cumpleaños una de las cosas que más ilusión le haría era que alguien le compusiese una canción. Entonces yo, cuando se acercaba su cumpleaños pensé, bueno, toco la guitarra malamente, pero la toco, sé escribir y sé cantar. Y llegó un punto que dije: “¡pues bueno, vamos a mezclarlo todo a ver que sale!” . Y compuse una canción. Para ella. Que es una canción que ahora mismo prácticamente ya no la toco y está muy alejada de lo que ahora de lo que hago visible.

Y a raíz de ahí no pude parar de componer, eso me abrió una puerta a mi propia libertad, mi propia forma de crear y a mi misma, que se convirtió en algo un poco adictivo y ahí diría que empezó… y aun así no me consideraba una música, yo hacía algunas canciones, y al ver que la gente me decía que le llegaba empecé a tocar cada vez más, y a cantar delante de más gente. Cuando empecé a cantar me temblaba la voz delante de mi madre, pero poco a poco empezaron a salir las canciones. Me fui a Malta y ahí florecieron.”

¿Una época creativa?

“Pero a unos niveles que yo no recordaba haber experimentado algo así. Una época tan de florecer y decir, no puedo parar de crear, todo bailaba… o sea, era sin parar. Y ahí empecé a tocar delante de amigos, cada vez lo iba sintiendo más feliz, tranquila, y la respuesta de la gente fue lo que metió un poco en el mundo de la música, no me metí sola.”

¿Te fueron atrapando?

“Sí, en el mundo de la música me fue metiendo el ánimo de la gente. Y el día de mi cumpleaños me regalaron el crowdfunding. También han aparecido un montón de miedos, un montón de impresiones, respecto a por qué has seguido hacia delante con esto. Pero si te digo la vedad, no te puedo decir que es algo con lo que siempre hubiese soñado, es algo que me puso la vida en el camino y que trato de aprovechar con el máximo respeto a la vida y a lo que me ofrece.”

¿En qué te basas a la hora de escribir tus canciones?

“Una de las cosas que me he dado cuenta haciendo canciones, he descubierto mi talento real, o eso siento yo, creo que siempre ha estado ahí, da igual el canal a través del cual lo haya expresado, que es la comunicación emocional, principalmente. Creo que tengo la capacidad de poner palabras a emociones y sentimientos difíciles de poner en palabras para muchas personas. Y yo tengo la capacidad de hacerlo, a través de la escritura, de las conversaciones, de mi trabajo. Y lo que me inspira casi siempre son las personas, nuestro conflicto interior, de ser quien somos, la identidad, la muerte, la vida, el por qué amamos, por qué no amamos, nuestras miserias, la espiritualidad… También a veces me inspira lo absurdo del ser humano, tengo ese punto que me mola a mí de mi misma que es una mezcla entre lo oscuro y lo profundo y la absurdez y ridiculez de la vida. Me suele inspirar muchísimo componer sintiendo una cosa y busco las palabras. A veces, encuentro las palabras y luego le pongo una música, a veces tarareo una música y luego le pongo una emoción, la verdad que el proceso creativo varía un montón. Pero realmente me inspira componer canciones vinculadas o dedicadas para personas que realmente amo, es lo que más me inspira, la gente.”

Cómo alguien que empieza humilde con su guitarra, llega a montar este gran concierto y este discazo, además de rodearte de tan buenos músicos como Jairo de Remache, Toni Bermúdez o Jorge Cubillana. Toda esa mezcla de personas, instrumentos, estilos… ¿Cómo se ha ido entretejiendo todo?

“Tengo una respuesta con muchas razones y muchos porqués. Yo misma muchas veces me pregunto eso. Primero, porque estoy flipadísima, soy una tía que está muy flipada, entonces, cuando me meto en algo, entro en brote y no mido, ¡voy al máximo! Es una cosa de mí misma que ya lo sabía, pero que he descubierto más ahora con esto.

“Confío en las personas, en su autonomía, en sus capacidades, no tengo necesidad de mandar, ni de tomar el control todo el rato y creo que eso hace que la gente se sienta cómoda al trabajar conmigo”

Es un contexto en el que todo es tan nuevo y todo es como una experiencia que te hace aprender tanto y tener que gestionar cosas que no tienes ni idea de cómo funcionan, no tienes ni idea de hablar de música, de cómo funcionan los cables, que no tienes ni idea de cuántos ensayos se necesitan normalmente para preparar un concierto. Pero me metí de lleno porque creo que a veces soy un poco temeraria, soy competitiva conmigo misma, busco la perfección y el máximo de algo. 

DSC_0280

Ensayo de “Mudanzas”, Karmento & La banda casi al completo. Foto: Carmen Ortega

Ver la banda que tengo, son gente que está muy preparada y pueden hacer muy bien las cosas con pocos ensayos. Creo que me relaciono bien con las personas. Es algo muy humano, confío en las personas, en su autonomía, en sus capacidades, no tengo necesidad de mandar, ni de tomar el control todo el rato y creo que eso hace que la gente se sienta cómoda al trabajar conmigo. Eso hace que la gente me diga que sí muchas veces y todo esto se ha creado porque la gente me han dicho mucho que sí. Ha sido un proceso muy intenso, existencial, de mi identidad y de mi misma. “

¿Cómo conociste a Jairo de Remache?

“Me propusieron ser telonera de Chambao, y yo le dije a Fernando mi productor, que no quería ir sola, quería llevar algo y él me dijo que tenía a dos personas perfectas para acompañarme. Fue entonces cuando me presentó a Jairo y Tony. Tocar con ellos es fácil, me hicieron sentir súper bien y no he tocado con mucha gente más, pero la conexión que tengo con ellos dos es muy buena, son personas muy humildes, empáticos, creativos y cada uno de ellos es diferente. Jairo tiene una luz que brilla por él solo.

Lo raro ha sido hacer ahora la mezcla con otro tipo de músicos, con trayectorias profesionales, de procesos de trabajo distintos. Me está alucinando conocer a través de la música tantas formas de pensar, de entender al músico, a la música, los mecanismos, manías, rituales, que me hacen flipar. Y luego también me parece muy interesante, moverme en un mundo de hombres, ya que yo por mi profesión solía moverme más con mujeres ya que soy sexóloga y educadora, me relacionaba más con mujeres.”

IMG_2585

¿Karmen es también mezcolanza?

“¡Yo soy un collage! Si vas por intuición, sería como una de esas canciones que de repente te cambia el rollo y no sabes porqué te ha cambiado. De repente te cambia el tempo, te cambia si quieres la armonía….porque yo de normal vivo la vida así, “sin ton ni son” pero con todo el sentido del mundo. Sí soy una mezcolanza total. “

¿Te gustaría colaborar con alguien en especial?

“Pues si te digo la verdad, es una pregunta que me parece lógica, pero a mi me gusta estar con la gente que disfruta lo que hace, que me respeta a mi y me deja mi disfrute. No soy mitómana, hay gente a la que admiro mucho por lo que hace y tal pero no tengo interés de tocar con nadie en especial. Porque luego no sé como van a ser como personas. Entonces no me aportaría nada en especial. Me tomaría antes un café con ella a ver si conectamos.”

¿Cómo crees que está la vida musical en Albacete en comparación de otros lugares de actuación o de arte?

“Yo reconozco que como mi carrera es tan corta no tengo un gran análisis de ello. Pero la impresión que me da en Albacete, de lo que yo he visto, la gente que lleva la música es la misma. Hay un montón de personas que coinciden en diferentes grupos. Como que es un poco limitado en cierto sentido, sin ofender a nadie. Es mi sensación, es como que hay demasiado miedo a arriesgar en Albacete. Hay miedo a arriesgar con bares, hay miedo a arriesgar con experiencias en calle, hay miedo a arriesgar con la cultura, y con la música hay miedo a arriesgar.

DSC_0266

En el estudio de ensayo.

No me entra en mi cabeza que la música no forme parte del valor de una cultura, y que se defienda y se proteja, no me cabe en la cabeza. Creo que la música no es un valor, y se deja en manos del mercado, como si fuese un producto, con esa suciedad que rodea a los productos de mercado en lo que solo vale lo que estés dispuesto a pagar por ello, y no decir, ¡no no! es que la música enriquece la vida de la gente que vive aquí, la hace más feliz, la hace que sea mejores personas, el arte…la música vamos a protegerla.

Echo de menos una ciudad musical. Pero es muy probable que crezca, porque también está volviendo mucha gente que ha vivido en otros lugares.”

“Hay demasiado miedo a arriesgar en Albacete.(…) hay miedo a arriesgar con la cultura, y con la música. No me entra en mi cabeza que la música no forme parte del valor de una cultura, y que se defienda y se proteja”

¿Por qué el nombre del disco?

“Porque mi vida es una mudanza, constante. Porque para mí la mudanza equivale a evolucionar, equivale a perder y a ganar, equivale a mudar de cuerpo, a mudar de identidad, de casa, de estado, de emoción… Pienso que este disco es el resultado de mis mudanzas, un poco cogiendo todo lo que te he dicho antes. Cogiendo mi historia de no tener miedo a cambiar, y ser quien soy.”

IMG_2616

Concierto presentación “Mudanzas” -Sala Clandestino- Fotografía Carmen Ortega

¿Tienes algún  tema favorito?

“Va por épocas, pero yo diría que estoy bastante enamorada de los temas en general. Yo soy muy fan en disco de cómo ha quedado “Mi rancho”, es una canción difícil de hacerla rodar a veces, muy peculiar, pero esa es mi manera de ver el mundo. Para mi el mundo debería ser un rancho, simbólico, puede ser real, un espacio para quién venga, quien salga, quien se quiera querer, pero a nivel simbólico – metafórico también. Cada uno ocupa su momento, su lugar….y “Dime que no”, el single, porque creo que esa canción es con la que más he visto emocionarse a la gente. Esa canción conecta perfectamente con la emoción.”

¿Qué esperas con esto? Disco, concierto…

“¡Qué difícil esa pregunta! Lo primero es que quiero terminar como un ciclo. Y espero, que sea una cosa respetuosa, espero que mi disco guste, que lo escuchen y sientan que es un trabajo bien hecho y su respeto. Y… ¡pues que triunfe y se vendan copias! Sobre todo para hacer felices a los que me rodean, que es lo que más me gusta en el mundo. Aunque también me da un poco de miedo… Quiero un resultado humilde, pero valioso.

Me gustaría seguir haciendo mis “concierticos” de 50 personas, con mi guitarrilla….y también llenar una sala de 200 personas, no más.”

¿Cómo serán tus próximos conciertos, irás con la banda, irás en solitario…?

“Yo no quiero abandonar el formato de yo sola, pero voy a probar combinaciones. En Albacete y Madrid quiero ir con todos, a Toledo con Toni  y Jairo… Pues eso, ir probando combinaciones. Toco el 21 de mayo en Lavapiés, en la sala Juglar.”

11160635_900958136633664_4047993707546483076_o

Y una vez kontagiada… has de responder a la pregunta de nuestro anterior entrevistado, Muerdo,  que dice así:

-Qué opinas sobre la relación entre la música y digamos el tejido social político. Sobre cómo ves el tema de expresar tu ideología política y demanda social en la música que haces. 

“Yo soy política, constantemente con lo que hago. Creo que la música tiene una capacidad que no tienen otros canales, para expresar cualquier tipo de mensajes e ideología, por lo tanto claro que es una herramienta fundamental. Yo no soy muy pretenciosa en cuanto a mí con eso, yo me defino como una persona política, totalmente, creo que mi música, al igual que mis palabras, al igual que mi forma de vestir, igual que mi forma de actuar está asociada a una manera de ver el mundo, a una manera de ver la justicia, a una manera de entender las relaciones económicas, y por supuesto con mi música hago política, ni siquiera hace falta meterlo en el mensaje, solo con verme a mi, ver cómo hago las cosas ya estoy haciendo política.

No quiero cambiar nada con mi música, yo quiero estar bien conmigo misma, cambiarme a mi, y establecer relaciones interesantes y bonitas con las personas a las que les transmito mi música. No obstante creo como impacto, sí que lo hago. Creo que de manera secundaria, es inevitable transmitir política con la música, al igual que con otras artes.

Hay que tener cuidado en que la música se vuelva en un producto también. Este sistema es muy listo,El capitalismo es muy listo, y creo Yo creo que cuanto menos te plantes hacer política con lo que haces, probablemente más política hagas.”

Karmento: Y la pregunta para el siguiente entrevistado es… »TO BE CONTINUED»

IMG_20150113_182408-2-1024x576

¿Cómo definirías la música y qué es la música para ti?

“La música es un lugar en donde las almas se ponen de acuerdo, dejan de luchar y se escuchan.”

“Ha sido el lugar en donde más me he confrontado conmigo misma. La música ha sido un espejo de mi alma y de mi identidad.”

Karmento, mayo 2015

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.